Ava-Asaja alerta sobre la grave sequía que afecta al campo en La Hoya y pide que se tomen medidas con urgencia

El campo grita «agua». Y lo hace después de meses de intensa sequía, sólo salpicada por lluvias esporádicas, a todas luces insuficientes para aliviar la delicada situación en la que se encuentra el sector agrícola. Atendiendo a esta imperiosa necesidad, este semanario ha decidido abordar el tema de la mano de Armando Boullosa, miembro de la ejecutiva de la Asociación Valenciana de Agricultores Ava-Asaja. Este experimentado agricultor chivano ha reconocido que el campo y las reservas de agua en La Hoya de Buñol-Chiva están «en una situación crítica», según declaró en la edición impresa de este semanario.
La ausencia de lluvias tanto en los meses de verano como en el arranque de la etapa otoñal ha dejado las reservas bajo mínimos, por lo que, de seguir en este situación, se hará necesario tomar medidas más contundentes.
«Sólo ha llovido un poco en agosto, lo que nos ha permitido sacar adelante la cosecha de uva. Al margen de estas gotas esporádicas, ya no ha llovido más, por lo que la situación de los acuíferos es más que crítica. En Cheste ya se han producido restricciones, en Chiva la Comunidad de Regantes ha tenido que dar agua para el consumo humano, mientras que en Godelleta se están observando algunos roces y discusiones por ella, pues este municipio se surte de acuíferos ubicados en otros términos municipales. Si no llueve, algunos calibres de cítricos se verán seriamente afectados», tal como ha puntualizado Armando Boullosa.
Una de las medidas que se han puesto sobre la mesa para paliar esta delicada situación es la de realizar un mini trasvase del Túria, «lo que nos permitiría salir adelante a los municipios de Cheste, Chiva y Godelleta. A día de hoy, esta propuesta sigue sin concretarse. Mientras esperamos, cada vez hay que perforar más hondo para extraer el agua, por lo que los costes para conseguirla se incrementan de forma importante, algo muy difícil de asumir por parte del agricultor. Durante los últimos años, la situación ha sido muy complicada, lo que ha impedido que los acuíferos hayan podido recuperarse», apostilla.
En municipios como Turís, muy vinculado al sector agrícola, el problema también está comenzando a ser preocupante en este arranque otoñal, por lo que toca buscar soluciones o esperar al beneplácito climatológico para aliviar esta gran crisis del sector agrícola.

Origen del problema
Como ha detallado Armando Boullosa, uno de los problemas de base en torno a este asunto ha sido «el elevado número se concesiones de agua que se hicieron pensando en la llegada del agua a esta zona gracias al Plan Hidrológico Nacional. Una vez paralizado éste, las reservas no han sido capaces de cubrir toda la demanda. De seguir así llegaremos a una situación límite».

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*