El PP de Xiva alerta que los pressupostos de 2021 «porten la major pujada d’impostos de la història en plena pandemia

Post també disponible en: Castellano

Esther Sancho denúncia que «el Govern municipal vol arruïnar-nos a tots, destruint ocupació, empitjorant la crisi i buidant la butxaca dels chivanos»

Han pujat els impostos en 2,5 milions d’euros, (un 37%) i la recaptació serà de més de 15 milions

La partida d’emergència social és insuficient i no hi ha cap pla per a reactivar l’economi

La portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Chiva, Esther Sancho, ha expresado su malestar por el Presupuesto para 2021 que asciende a 15,7 millones de euros y que «olvida las verdaderas necesidades de los vecinos en un contexto de emergencia social como el que vivimos».

Lejos de empatizar con el sufrimiento de muchos vecinos el Gobierno municipal ha decidido que si ya antes de la pandemia subieron los impuestos un 20% «ahora se incrementen en un 37% afectando el IBI, Vehículos, Plusvalías e IAE para recaudar 2,5 millones de euros en un momento económico de extrema dificultad para los ciudadanos».

El Partido Popular se quedó solo en el debate presupuestario al solicitar la total congelación de los impuestos para el 2021 ha denunciado la portavoz popular quien también critica que «el Gobierno municipal quiere arruinarnos a todos, destruyendo empleo, empeorando la crisis y vaciando el bolsillo de los chivanos».

El hecho de no haber sido convocados a una sola reunión para analizar el presupuesto merecía un voto en contra pero en el PP no queremos ser un obstáculo para la aplicación de una cuentas que, eso sí, son manifiestamente mejorables», ha explicado.

La abstención del Grupo Popular se fundamenta en varias cuestiones que hacían imposible apoyarlas. Así, Sancho ha indicado que «no se ha dado participación a la sociedad civil, no han sido los presupuestos participativos que tanto prometieron».

Ha citado como ejemplo la falta de ayudas a las familias, ya que «el desempleo es el problema principal que tenemos con 1.200 parados, más del doble que nuestros pueblos vecinos como Buñol o Cheste».

El gasto para atención social primaria es de 369.000 euros pero sólo en los sueldos del personal del área ya se gastaran 222.000 euros. «¿Qué queda entonces disponible?» se ha preguntado la portavoz popular.

«Pedíamos una partida presupuestaria de 800.000 euros para la emergencia social que vivimos y que se pudiera destinar a comida y a pagos del alquiler, la luz o el agua de los más desprotegidos», ha señalado Sancho.

Esa partida no se ha visto reflejada en los Presupuestos, como tampoco la congelación de los impuestos. «En un contexto como el actual pensamos que había que subvencionar con el 100% del importe de los tributos municipales a las familias o autónomos que ingresan menos del salario mínimo interprofesional (13.300 euros al año) y con el 50% a los que ingresan menos de dos veces el SMI (26.000 euros), pero no ha sido atendido por parte del equipo de Gobierno».

«Tampoco han tenido a bien establecer subvenciones de 3.000 euros a autónomos, comercios o microempresas que hayan tenido que cerrar por la pandemia o a los que contraten a un empleado de Chiva, tal y como les propusimos», ha lamentado Sancho.

Se rechazaron pues todas las propuestas promovidas por el PP.

Por todo ello, Esther Sancho ha pedido que a partir de ahora con las cuentas aprobadas y «con el ejercicio de generosidad mostrado por el Grupo Popular se atiendan nuestras peticiones y se habiliten nuevas partidas que van encaminadas todas a la mejora de la calidad de vida de nuestros vecinos».

Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*