CGT exige al alcalde de Buñol más atención en el proceso de negociación colectiva de los trabajadores municipales

Desde la Sección Sindical de la CGT en el Ayuntamiento de Buñol han querido «denunciar, una vez más, el comportamiento del alcalde y concejal de Personal, Rafa Pérez, para con los trabajadores y trabajadoras de la casa. Los hechos a los que nos remitimos son ya de sobra conocidos, por anteriores notas de prensa, tanto nuestras, como la más reciente de la asamblea de trabajadores y trabajadoras», según ha asegurado el Secretario General de la Sección Sindical de la CGT en el Ayuntamiento de Buñol, José Guerrero.

«Después de las movilizaciones que se aprobaron por asamblea, conseguimos que nos citara por fin, por escrito y parecía que en esta ocasión se nos iba a tomar en serio, con objeto de reanudar el proceso de negociación colectiva que andaba bloqueado desde octubre pasado. Para eso, en esa primera reunión, conseguimos un compromiso firmado por escrito por él y los agentes sindicales, para la asunción de un calendario de reuniones, abierto a cambios y flexible, pero con fechas e indicaciones para cuando surgieran imprevistos. Rafa Pérez, como concejal de Personal, se comprometió a convocarnos por escrito, y a notificarnos de la misma manera, caso de que surgiera un imprevisto y no se pudiera realizar alguna de las reuniones pactadas en el calendario», ha añadido el representante sindical.

«No obstante, y una vez más, nuestro alcalde “se ha olvidado” de las dos últimas reuniones de la Mesa General de Negociación fijadas para el mes de abril, y de nuevo nos ha dejado plantados sin ofrecer ningún tipo de explicación al respecto. Ni una llamada, ni un mensaje, y mucho menos una notificación con el cambio de día. Nada. Esto no viene de nuevo, ya que desgraciadamente estamos más que acostumbrados a este tipo de desplantes y faltas de respeto, aunque él se empeñe en negarlo una y otra vez. Nos reiteramos en aquello que ya declaraba la nota de prensa del pasado mes de febrero, donde la Asamblea de trabajadores y trabajdoras expresó su enorme decepción con el edil y la poca seriedad y nula predisposición para trabajar en el nuevo marco laboral que regirá los derechos laborales de los empleados y empleadas del Ayuntamiento de Buñol. No parece pues, que seamos una de las prioridades para el responsable de Personal en la Corporación», tal como mantienen desde CGT.

«Exigimos respeto, honestidad, seriedad, ganas de trabajar y un representante político con altura de miras que se  preocupe verdaderamente por sus trabajadores. Seguimos esperando en vano», en palabras del responsable de CGT en el consistorio buñolense.

Rechazo a la privatización del servicio de limpieza

En otro orden de cosas, desde CGT en el Ayuntamiento e Buñol también han mostrado su rechazo a lo que aseguran que es «la privatización del servicio municipal de limpieza por parte del actual gobierno municipal».

Tal como han informado, «hace unos meses, los Delegados de CGT en el Ayuntamiento de Buñol nos enteramos, como siempre en una conversación informal -dada la nula comunicación oficial por parte de la Corporación con los representantes sindicales- de que el Gobierno del Ayuntamiento de Buñol, iba a iniciar un proceso de «externalización» del servicio de limpieza , ya que en palabras de los concejales, «la legislación actual no nos permite contratar directamente y estamos bajo mínimos». Detrás de ese lenguaje interesado y eufemístico se esconde la privatización de un servicio que, siendo cierto que está actualmente infradotado, es un servicio primario que siempre ha sido ofrecido por el Ayuntamiento y que ha sido y debe ser siempre de titularidad 100% pública. A continuación explicaremos el por qué desde la Sección Sindical de la CGT en el Ayuntamiento de Buñol, nos oponemos a esta privatización y daremos los argumentos necesarios para demostrar que no solo no hace falta privatizar servicios, sino que pese a las trabas legislativas, es posible remunicipalizar algunos anteriormente privatizados», han manifestado desde CGT.

Desde la CGT aseguran que les parece «una barbaridad que, tratándose de un gobierno que se autodenomina «de izquierdas y progresista», se apunte a la moda de hacer políticas neoliberales similares a aquellas que durante las últimas décadas han hecho los dos partidos que se han turnado en el gobierno estatal. En un momento como el actual, donde a pesar de una legislación bastante restrictiva, hay cada vez más ayuntamientos (Valladolid, Cabrils, Vidreres, León, Cabanillas del Campo, Ciudad Rodrigo, etc…) que están remunicipalizando muchos de los servicios que estaban privatizados, el Ayuntamiento de Buñol, quiere tomar el camino contrario, es decir, poner en manos privadas un servicio esencial como el de la limpieza viaria, que debería ser siempre gestionado de forma pública».

«Los diversos análisis jurídicos de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2016 (aun vigente hasta que se aprueben los de 2017 o se prorroguen los de 2016) afirman que a pesar de las trabas que pone la maldita Ley Montoro, se puede contratar personal para los Servicios Primarios siempre y cuando haya un informe por parte de la Concejalía competente, de que existe una necesidad urgente de cubrir ese servicio. Asimismo, esta misma Ley incluye el aumento de la tasa de reposición hasta el 50%, facilitando de esta manera la contratación de más personal. En este sentido, llevamos demandando a la Corporación que se cubran las diversas plazas en la Brigada y en el Sector de Limpieza que, bien por jubilación, bien por bajas de otra índole, se han producido en estos últimos años y que a día de hoy, todavía no se han cubierto. Esta dejadez por parte de la Administración, ha influido en la sobrecarga de trabajo de los y las empleados y empleadas de estos servicios, llevando a su vez a la errónea decisión del actual Gobierno municipal de privatizar el servicio de limpieza viaria que aquí denunciamos».

Desde CGT añaden que «dentro de las restricciones en materia de contratación que por desgracia, todavía marca la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad financiera, existen fórmulas de contratación que no implicarían aumentar el gasto en el Capítulo I y que permitirían mantener y ampliar los Servicios de limpieza viaria. Ahí está la posibilidad de crear Sociedades Mercantiles de capital Público o Entidades públicas empresariales para posibilitar la nueva contratación y dotar de más personal en este servicio. En el caso de las Entidades Públicas Empresariales, ni siquiera habría que crear una nueva, dado que ya existe Buinsa, Sociedad Anónima Municipal, que por cierto absorbió hace pocos años a algunas trabajadoras de la antigua piscina cubierta cuya tarea hasta no hace mucho era… precisamente la limpieza viaria. Ahora se dedican a la limpieza de edificios, tarea que por cierto pertenece también a las competencias de la plantilla del Ayuntamiento. Por tanto, no habría más que modificar los estatutos de Buinsa e incluir la limpieza viaria como una de las actividades principales a realizar por esta empresa de titularidad pública, para poder contratar personal nuevo y de paso regularizar la situación de las dos trabajadoras que ya han estado realizando esta labor».

«Está comprobado, y hay estudios que lo demuestran, que una gestión pública de los servicios públicos, es más eficiente y menos costosa para la economía del Ayuntamiento y por tanto, para el bolsillo de la ciudadanía. Una de las responsabilidades de la Administración Local es ofrecer un buen servicio al ciudadano y gestionar los recursos  y los impuestos que éstos pagan, de la forma más adecuada para que reviertan positivamente en la calidad de cada servicio prestado, garantizando además unos derechos laborales y salariales que la empresa privada, hoy por hoy, no garantiza».

«Además, y como viene siendo habitual, la decisión de privatizar el servicio de limpieza viaria, no ha sido debatida ni consultada con los agentes sociales y sindicales, siendo sacada a concurso público en un proceso opaco sin posibilidad  alguna para los representantes sindicales de proponer alternativas que permitieran el mantenimiento de la gestión pública del servicio. Pero la cosa no acaba aquí. Si se da finalmente la privatización del servicio de limpieza, el método de concurso, licitación y pliego de condiciones que se ha utilizado en este proceso, garantizará que el servicio acabará adjudicado a una gran empresa, impidiendo en todo caso que cualquier empresa de de Buñol compita en igualdad de condiciones con una multinacional. Con este proceso de privatización, como vemos, no sólo se pierde un servicio público y la posibilidad de generar empleo de calidad, sino que además, no se genera ni siquiera un solo puesto nuevo de trabajo para los y las vecinos y vecinas de Buñol», tal como mantienen desde el sindicato CGT.

«Nuestra forma de hacer sindicalismo —finalizan desde la central sindical en su comunicado— nos impide callar ante la degradación de los servicios municipales y la deriva de las políticas públicas hacia un modelo neoliberal que solo causa miseria, precariedad y desempleo. Desde CGT siempre hemos apostado por lo público y a pesar de la actual coyuntura económica y política estamos dispuestos a colaborar para encontrar fórmulas (que las hay) para evitar que un pueblo como el nuestro se apunte a la ola privatizadora que ha dejado en los últimos años un panorama desolador en las Administraciones públicas».

Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*