Diputació premia al IES Hoya de Buñol y El Quint de Riba-roja junto a otros seis centros por su aportación en la recuperación de la memoria histórica

Post també disponible en: Valencià

El colegio La Concepción de Ontinyent y el Sagrado Corazón de Quart y los institutos Hoya de Buñol, Lluis Simarro de Xàtiva, Dr. Faustí Barberá de Alaquàs, El Quint de Riba-roja, Guadassuar y Jordi de Sant Jordi de València reciben los premios ‘La memoria en la educación’

El presidente Gaspar y el diputado de Memoria Histórica, Ramiro Rivera, coinciden en que la memoria es “un acto de dignidad al que todo el mundo tiene derecho”

La delegación de Memoria Histórica de la Diputació de València ha entregado los premios ‘La memoria en la educación’ pertenecientes a 2021 y 2020, cuya edición no pudo celebrarse a causa de la pandemia. Un total de seis institutos y dos colegios de la provincia han visto reconocida su implicación en el estudio y la recuperación de la memoria histórica valenciana.

En la edición de 2020 resultaron premiados los IES Hoya de Buñol, Lluis Simarro de Xàtiva, Dr. Faustí Barberà de Alaquàs y El Quint de Riba-roja de Túria. En la presente edición, el reconocimiento de la corporación provincial ha sido para el colegio La Concepción de Ontinyent, el colegio Sagrado Corazón de Quart de Poblet y los institutos Guadassuar y Jordi de Sant Jordi de València. Todos ellos han sido galardonados en el acto que tuvo lugar en la tarde del martes en la Sala Alfons el Magnànim de la Beneficència, en presencia del presidente de la Diputació, Toni Gaspar, el diputado de Memoria Histórica, Ramiro Rivera, la directora general de Innovación Educativa del Consell, Reis Gallego, y la diputada de Igualdad, Eli García.

Los premios ‘La memoria en la educación’, que forman parte del programa ‘La memoria en la escuela’ de la delegación de Memoria Histórica de la Diputación, pretenden incentivar “el trabajo de los centros educativos en este ámbito histórico que, a través del conocimiento de los hechos acontecidos en tierras valencianas durante la guerra y la postguerra, trata de devolver la dignidad a las víctimas y los familiares de cualquiera de los bandos”, explica el responsable provincial Ramiro Rivera.

Por su parte, el presidente Gaspar coincidió con Rivera en la importancia de “no olvidar aquello que no hicimos bien como sociedad para que no vuelva a repetirse”, de ahí la importancia de recuperar estos fragmentos de nuestra historia reciente para darlos a conocer en el ámbito escolar. Para Toni Gaspar, “la memoria es un acto de dignidad al que todo el mundo tiene derecho”.

Los trabajos premiados en 2021

Entre los fragmentos de nuestra historia a los que hacía referencia el presidente Gaspar se encuentra la Guerra Civil y la Postguerra, pero también el Holocausto y otros episodios vividos y sufridos por valencianas y valencianos que los centros educativos recuperan para transmitir los valores democráticos de tolerancia y convivencia que impidan que vuelvan a repetirse, al tiempo que se dignifica el recuerdo de las víctimas.

El anarquismo y la lucha social desde 1936 hasta la actualidad es el proyecto premiado del IES Jordi de Sant Jordi, donde consideran que la memoria democrática es “parte integral de una educación global, participativa, crítica y comprometida con los valores de justicia social e igualdad”. Una idea que comparten en el IES Guadassuar, que ha estudiado el Holocausto desde el punto de vista de la defensa de los derechos humanos con el objetivo de que “Auschwitz no se repita”.

El proyecto del colegio Sagrado Corazón de Quart de Poblet lleva por título ‘Lecciones de nuestros abuelos’ y consiste en la edición de un libro que recopila historias de personas del municipio que vivieron la Guerra Civil española, las distintas etapas del franquismo y la Transición para que los alumnos de cuarto de ESO comprendan mejor estos períodos históricos. El último de los centros premiados este año es el colegio La Concepción de Ontinyent, que con su proyecto ‘Fem memòria’ ha recuperado la historia del Hospital Militar Internacional, que entre abril y mayo de 1937, en plena guerra, ocupó las instalaciones de lo que hoy es el colegio.

Edición 2020

Otros cuatro centros, en este caso institutos, han sido reconocidos en el acto de la Beneficència por su contribución a la recuperación de la memoria histórica durante el pasado año. En Alaquàs, el proyecto ‘La memoria de los dedos’ del IES Dr. Faustí Barberá ha sido premiado por sus narrativas actuales sobre la postguerra y la represión franquista. La misma temática, ‘Represión y exilio: caminos encontrados’, le ha valido el premio al IES La Hoya de Buñol, que pretende “crear una ruta democrática intercomarcal que sirva de homenaje a las víctimas de estos años oscuros y a las personas de municipios como Cortes de Pallás, Dos Aguas, Yátova, Macastre, Siete Aguas, Alborache, Chiva y Buñol que han relatado sus vivencias a los alumnos”.

‘La memoria en la escuela’ es el proyecto del IES El Quint de Riba-roja, que trata de llamar “a las cosas por su nombre”, en referencia a términos como exilio, represión, restitución, holocausto, comunismo, dictadura o fascismo, y que ha tratado de regresar al pasado del pueblo a través de entrevistas a familiares, profesores y vecinos de Riba-roja. La iniciativa ha implicado a las familias de los alumnos y ha llegado a todos los niveles de Secundaria del centro.

Por último, los setabenses deportados a Mathausen son el hilo conductor del proyecto sobre exilio y deportación republicana puesto en marcha por el IES Lluis Simarro de Xàtiva. El objetivo final del instituto de La Costera no es otro que crear una red a nivel local integrada por centros educativos, entidades y municipios para educar en la prevención del fascismo desde la memoria histórica.

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*