El gobierno de Riba-roja detecta 24 edificios públicos sin licencia de actividad

Un informe municipal elaborado a instancias del equipo de gobierno de Riba-roja de Túria (formado por el PSPV, Compromís y Esquerra Unida) ha hallado que hasta un total de 24 edificios públicos carecen de la pertinente licencia de actividad desde hace años por la permisividad del anterior gobierno local encabezado por el ex alcalde Francisco Tarazona, del Partido Popular. El actual gobierno local ha encargado ya un informe a cada departamento municipal para evaluar el procedimiento administrativo necesario que permita regularizar el estado de cada edificio público.

La situación legal con la que se ha encontrado el actual ejecutivo en buena parte de los inmuebles municipales se añade al expediente abierto con el campo de tiro público «El Túria» que también carece de la correspondiente licencia de actividad desde el año 1996 hasta el punto que el ayuntamiento ha decretado el cierre indefinido de las instalaciones mientras no se regularice.

Entre los inmuebles públicos de Riba-roja de Túria en situación irregular cabe destacar el edificio principal del ayuntamiento, las instalaciones de la policía local y del retén del polígono El Oliveral, la agencia de desarrollo local, el almacén municipal, el cementerio, el mercado, el pabellón deportivo, el estadio de fútbol, el parque Maldonado, la casa de cultura, el auditorio, el centro ocupacional y los colegios Cervantes, Eres Altes, Mas d’Escoto, la Mallà y els Pins, entre otros.

La ausencia de la licencia de actividad en un edificio público o privado significa que los técnicos municipales no han verificado si las citadas instalaciones disponen de las pertinentes medidas de seguridad y salidas de emergencia correctas ante cualquier tipo de accidente o anomalía. Sin embargo, los 24 edificios cuestionados carecen de la licencia para desarrollar la actividad prevista ya que los técnicos del ayuntamiento no han supervisado si el proyecto técnico inicial se ajusta al permiso de obras concedido. En algunos de los edificios irregulares hallados será difícil conseguir la licencia de actividad por su peculiar singularidad y los problemas que ello supondrá.

El alcalde de Riba-roja, Robert Raga, ha afirmado que la situación de los edificios «es una nueva sorpresa con que nos hemos encontrado el actual gobierno al entrar en el gobierno y que describen la forma de funcionar y proceder del anterior ejecutivo cuyo interés por cumplir la legalidad era nulo, con una dejadez e incompetencia notable y una pérdida de la credibilidad ante la opinión pública enorme ya que cómo vamos a exigir a las industrias, comercios y tiendas que cumplan la ley si el ayuntamiento es el primero que no la cumple a pesar de ser el garante de la misma».

El alcalde ha avanzado que una subvención de 60.000 euros por parte de la Diputación de Valencia permitirá regularizar la situación del conservatorio de música y danza de la Casa de la Cultura cuyas instalaciones carecen de las pertinentes medidas de seguridad para las personas y usuarios ya que las mismas carecen de las salidas de emergencia ante posibles problemas excepcionales.

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria procederá a adaptar, próximamente, los 24 edificios en situación irregular a la legalidad vigente de forma que se garantizará la seguridad del inmueble público para los trabajadores del mismo y, además, a los visitantes y usuarios de los mismos cuyas anomalías se arrastran, en algunos casos, dese hace más de 10 y 15 años.

Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*