El PSPV asegura que el Tribunal de Cuentas ha reclamado a la Mancomunitat Camp de Túria, a Riba-roja y a San Antonio de Benagéber el presupuesto de 2011 «para su fiscalización»

El Tribunal de Cuentas ha reclamado a la Mancomunitat del Camp de Túria el presupuesto económico del año 2011 para su fiscalización ya que este organismo supramunicipal no ha hecho entrega del mismo a esta entidad estatal. El informe del alto Tribunal extiende su petición sobre los ejercicios del año 2011 a los Ayuntamientos de Riba-roja de Túria y San Antonio de Benagéber, ambos en manos del Partido Popular.

El pleno del Tribunal celebrado el pasado 28 de noviembre remite un informe al Congreso de los Diputados en el que constata que algunas empresas públicas dependientes de la Mancomunitat del Camp de Túria, que preside la alcaldesa de la Pobla de Vallbona, Mari Carmen Contelles, del Partido Popular, no han remitido las cuentas del presupuesto del año 2011 a este organismo para su posterior análisis.

El envío de las cuentas económicas por parte de los consistorios y las Mancomunidades es una obligación legal que contraen todas las entidades públicas para su fiscalización anual. El objetivo es asegurar un correcto funcionamiento de las administraciones públicas para que el Tribunal de Cuentas realice un estudio detallado de todas las operaciones económicas que realizan.

El alto tribunal también ha detectado que la Mancomunidad del Rincón de Ademuz, controlada a la sazón por el Partido Popular, tampoco ha remitido las cuentas de los presupuestos de los años 2009, 2010 y 2011 y, por ello, recuerda a esta entidad supramunicipal en su informe la obligación que tiene de entregarlas. Se trata de un requisito indispensable para la aprobación definitiva de las mismas.

El secretario general del PSPV del Camp de Túria, Xavier Arnal, ha reclamado a los dirigentes del Partido Popular «la obligación que tienen como representantes públicos de actuar y gestionar con el máximo grado de transparencia y colaboración de los tribunales y organismo que se encargan de la vigilancia y la fiscalización de las cuentas económicas de las administraciones públicas; sin embargo, determinadas formaciones políticas se han acostumbrado, desgraciadamente, a actuar al margen de los principios básicos de máxima transparencia».

El tribunal subraya que los Ayuntamientos de Riba-roja de Túria y San Antonio de Benagéber, encabezados por los alcaldes Francisco Tarazona y Eugenio Cañizares, ambos del Partido Popular, han remitidos los ejercicios del año 2011 sin la aprobación previa de los correspondientes plenos municipales, un requisito indispensable para la labor de fiscalización económica.

Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*