EL PSPV asegura que los Ayuntamientos del Camp de Túria tienen concedidos 35 millones en préstamos para pagar a proveedores

Los 16 ayuntamientos del Camp de Túria tienen concedidos préstamos bancarios por valor de 35’9 millones de euros para hacer frente al pago de proyectos, facturas a los proveedores y compromisos municipales ante la falta de financiación que el Gobierno de Rajoy mantiene con las entidades locales. Los créditos bancarios supusieron, a la sazón y durante el año 2012, el pago de intereses por valor de otros 3’1 millones de euros.

El descenso de los ingresos ordinarios junto a la deficiente financiación a la que el Estado somete a los ayuntamientos son las principales razones para un creciente endeudamiento de las administraciones locales, especialmente desde hace dos años cuando el recién elegido Gobierno encabezado por Mariano Rajoy decidió fomentar políticas basadas en la austeridad y en la escasez de las aportaciones hacia los ayuntamientos. Desde entonces, la deuda municipal del Camp de Túria ha aumentado en un 62%, de los 45’8 millones del año 2011 a los 74’2 millones de 2012.

El secretario comarcal del PSPV en el Camp de Túria, Xavier Arnal, ha apuntado que estas cifras «son la dura realidad que deben soportar día a día los ayuntamientos ante la falta de sensibilidad que el gobierno de Rajoy mantiene con las administraciones locales a pesar de que son las más cercanas al contribuyente y las que están sufriendo con mayor virulencia la crudeza de la crisis; el descenso del dinero recibido del Estado obliga a los alcaldes a endeudarse más a costa de pagar mayores intereses bancarios a pesar de las múltiples ayudas y subvenciones que los bancos han recibidos en los últimos meses por parte del gobierno».

Entre los consistorios del Camp de Túria con mayor volumen de préstamos destacan Bétera y San Antonio de Benagéber con 4 millones de euros solicitados a las entidades bancarias a pesar de que en el primer caso se trata de un municipio de 21.868 habitantes y en el segundo de 7.104 vecinos. Sus deudas municipales alcanzan los 6’1 y 5’9 millones de euros, respectivamente.
Otras localidades con elevados créditos financieros son Riba-roja de Túria con 3’7 millones de euros, la Pobla de Vallbona con otros 3’4 millones, Loriguilla con 3’6 millones en préstamos o Llíria, la capital comarcal, con 2’1 millones de euros, así como Serra con otros 2’6 millones, Nàquera con 2’4 millones o Vilamarxant que tiene concedidos créditos por otros 2’2 millones.

Los préstamos que los Ayuntamientos del Camp de Túria mantienen actualmente les obligan a abonar cada año cuantiosos intereses bancarios hasta el punto que les crean problemas para satisfacerlos a las entidades crediticias. Así, entre los que abonan mayores intereses anuales destaca Benissanó con 401.290 euros, la Pobla de Vallbona con 353.031 euros, Llíria con 347.391 euros, Bétera con 318.090 euros o Riba-roja de Turia con 262.549 euros.

Arnal recuerda que esta situación financiera de los consistorios «se ha visto agravada por las deudas históricas que mantiene la Generalitat desde hace años con los ayuntamientos en materia de competencias impropias al tener que llevar a cabo servicios y programas destinados a sus vecinos sin que la administración autonómica los financie correctamente y se ven obligados a solicitar préstamos, a pagar mayores intereses bancarios y, por tanto, crece la deuda municipal ante la mirada de la Generalitat y el Gobierno de Rajoy».

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*