El Valencia sólido abajo y falto arriba, cae por la mínima y deja abierto Mestalla

Escudo del Valencia CF.
Escudo del Valencia CF.

Podríamos decir sin equivocarnos que el Valencia jugó ayer una primera parte basada en la solidez defensiva, según el propio Valverde, «el equipo que mejor nos ha defendido de la temporada». Y es que tanto Jaume bajo palos como Montoya, Paulista, Vezo y Gayà/Lato lograron cortar cualquer acción meritoria de gol para los blaugrana, zafando cualquier esférico que internase o se acercase al área del ‘gato de Almenara’.

El problema en el momento era que ni Parejo estaba llevando la batuta del medio campo, ni Mina, única referencia clara en ataque, era capaz de mantener el esférico, esperar cualquier contra efectiva que pudiese poner en aprietos la defensa o meta del Barça. Una de las ocasiones mas claras del Valencia la tuvo el ex barcelonista Montoya, quien pilló un bota para lanzar de volea el cuero y se largó por encima de la meta ligeramente.

Destacable una falta de Sergi Roberto sobre Andreas Pereyra, que el colegiado nisiquiera señaló pero que parte de la grada entendió como amonestable y naranja, por no entonar «expulsión», ya que va por delante con los tacos al físico de el de Manchester Utd.

Al primer tiempo se llegó con el 0-0, eso sí, con la sensación de un Valencia que se reducía a defender y el Barça a aplicar una fuerza de técnica y ataque mortal. Llamativo eso sí, que los últimos 2 minutos del primer tiempo, el Valencia fue capaz de encadenar dos jugadas consecutivas en que parecía que resurgía en ataque para dar la sorpresa antes del descanso, pero con el intento murió el primer tramo.

En la segunda parte, al principio sí se vio un equipo che más organizado, queriendo controlar desde la sala de máquinas. Parejo controlaba, encadenaban pases, organizaban e iban construyendo y tejiendo la jugada poco a poco. Cierto es que se notaron las ausencias de jugadores importantes como Kondogbia, Guedes, Murillo… pero había que tirar con lo que había y conforme pasaron los minutos, en el 67′, Messi que acumulaba 5 jugadores marcándole, cedió el esférico con un pase picado al segundo palo y Luis Suárez con un cabezazo y cuello, digno de un Zidane en la selección, logra batir la meta de Jaume.

A partir de ahí, el partido fue decantado de nuevo a los de Valverde. Marcelino intentó tirar de banquillo para dar solución a sus problemas, pero la gradería gritó al introducir a Coutinho y Paulinho en el verde el Camp Nou, se respiraba algo que ponía el nudo en la garganta a los blanquinegros.

Fue sucediendo el partido, se introdujo a Mina por Rodrigo Moreno, y tuvo alguna ocasión, pero ninguna suficiente para poner el 1-1. Definitiva victoria por la mínima de los culés que hace que el partido y la eliminatoria quede abierta para el partido de vuelta, Mestalla dictará sentencia; esperemos que lo haga con nuevas altas de la enfermería. Informa, Raúl Miralles Lacalle @raulmks

Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*