La Unió calcula que las tormentas de ayer han afectado a más de 22.000 hectáreas de cultivo y ocasionan unas pérdidas de más de 43 millones de euros

Post també disponible en: Valencià

Las cosechas de algunos cultivos sufrirán con estas tormentas aún más mermas de las ya previstas inicialmente

La organización solicitará una serie de medidas para las personas afectadas por estas tormentas 

La Unió Llauradora informa que las tormentas de ayer acompañadas de lluvia, pedrisco y en algunos casos también viento afectaron a un radio de más de más de 22.000 hectáreas de cultivo y unas pérdidas estimadas en una primera evaluación de urgencia de más de 43 millones de euros.

Los principales daños se centran fundamentalmente en las comarcas de Utiel-Requena y el Camp de Túria, aunque también se observan en la Ribera Alta, Ribera Baixa, Camp de Morvedre, La Serranía, La Costera, por lo que se refiere a la provincia de Valencia, y también de nuevo en el litoral sur de la comarca de la Plana Baixa. 

El principal cultivo afectado es el de los cítricos con el 43% de las pérdidas, seguido del caqui con el 20% y la uva de vinificación con el 16%. En este último cultivo hay que señalar que en la zona afectada del término municipal de Requena con sus aldeas ya se había recolectado un tercio de la uva prevista aproximadamente, por lo que se han minimizado los daños. Otros cultivos afectados son el olivar con el 10%, ornamentales y viveros con el 8% y hortalizas con el 7%.

Una de las consecuencias principales de estas tormentas es que las cosechas previstas en la mayor parte de cultivos ya estaban mermadas por los efectos de la meteorología adversa de los últimos meses y ahora todavía lo estarán más con los de ayer y los que se esperan a mitad de esta semana ante la previsión de una nueva DANA.

A las pérdidas directas habrá que sumar las de las producciones de años venideros y los daños en infraestructuras afectadas por fuertes vientos, arrastre de las lluvias, caída de árboles, además de los daños de reparación (tanto en fungicidas como en mano de obra)

Los porcentajes de daños han sido muy variables, hay zonas de las comarcas del Camp de Túria y Utiel-Requena donde serán del 100%, afectando no solo a la cosecha de este año sino que la madera está también muy afectada e incluso arrancada por lo que los daños se alargarán algunos años. También existen zonas donde ya granizó la semana pasada, y aunque ahora el tamaño de los piedras ha sido infeiror, habrá que sumarlos también a los anteriores.

En aquellos lugares donde no afectó el pedrisco, las lluvias son positivas y sirven para paliar el estrés hídrico en algunos cultivos de secano como las viñas, almendros, olivar y algarrobos, así como para los cultivos de regadío donde permitirá ahorrar en riegos, limpiar los árboles ante la amenaza de posibles plagas y recargar acuíferos y embalses ya bastante mermados. Para la ganadería servirán para regenerar los pastos y evitar así el aumento de los costes por los piensos para alimentación de los animales.  

LA UNIÓ solicitará una serie de medidas para compensar los daños de las personas afectadas por este siniestro de ayer Y los que puedan originarse esta semana, como ya ha hecho con las ocurridas en meses anteriores. La organización solicita al conseller de Agricultura, José Luis Aguirre, que convoque a las organizaciones agrarias para evaluar los daños y establecer medidas de apoyo a los agricultores afectados. 

En este sentido, LA UNIÓ reclamará entre otras cosas la agilización de las peritaciones de los campos siniestrados, la concesión de ayudas directas, la condonación del IBI de las parcelas cultivadas y construcciones presentes en ellas, la bonificación de las cuotas de la Seguridad Social durante un año y el establecimiento de préstamos con interés subvencionado. 

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*