Los ciclos de forestales de la Escuela de Requena inciden en la protección del medio ambiente

La escuela Félix Jiménez, propiedad de la Diputación de Valencia, se ubica en Requena e imparte, además de los conocidos ciclos de viticultura, los ciclos medios y superiores de trabajo y gestión forestal.

A comienzo de cada curso, las plazas de los cuatro ciclos que se imparten son asignadas en su totalidad a los alumnos que lo solicitan cada año y, por lo general, siempre queda alguno en lista de espera.

La diputada de Educación, Oreto Segura, ha visitado recientemente el centro y se ha reunido con los delegados de las diferentes clases para estar al corriente de las reivindicaciones y agradecimientos, que también los hubo, respecto a este centro formativo.

Segura siempre ha mantenido que el objetivo principal es la educación gratuita y de calidad y prueba de que se está haciendo bien es la cantidad de inscripciones que se hacen para cursar los estudios que oferta tanto en materia de vinos como de forestales.

Especialistas en gestión de la naturaleza

El centro de oficios ubicado en Requena imparte el Ciclo de técnico medio de trabajos forestales y conservación del medio natural y el Ciclo superior de gestión forestal y del medio natural.

Además, comenta el coordinador del departamento, Jordi Montés, que “además de trabajar con la formación reglada hemos participado en el I Congreso forestal valenciano, y en ferias como Iberflora, Educare, etc”.

Montés ha explicado que “tenemos una filosofía de trabajo muy encaminada a complementar las clases teóricas de la escuela con prácticas en los viveros y las fincas donde se complementa la teoría que se ve en las aulas” esa es la máxima que siguen en las aulas y después en los talleres y en los terrenos propiedad de la Diputación.

“Trabajamos en formación reglada y no reglada. Este año volveremos a ofrecer el curso de actividades pedagógicas forestales abierto a cualquier persona que quiera participar, también formamos a otros profesores a través del Cefire con el curso de mecanización, que ya hemos impartido otras veces, y quizá con otro de aprovechamiento apícola. Tenemos también una colaboración con la residencia de enfermos de alzheimer de Requena para cuidarles su jardín y queremos seguir con el proyecto Brotes” asevera el profesor.

Una nueva senda botánica

El director del centro, Pedro Navarro, ha contado que este año 2015 van a Coordinar varios módulos de educación ambiental, topografía, botánica e incluso maquinaria para “hacer una senda botánica en la finca con flora autóctona y peculiar, para etiquetar y aprovechar los tratamientos y que la gente se conciencie de que es necesario cuidar las masas forestales”.

La realización de una senda es un trabajo de concienciación, información y educación no sólo a los propios alumnos sino a los usuarios, porque el monte está abierto y cualquier persona puede ser partícipe de ello.

Por eso la senda es una forma de acercar a la gente nuestro propio ecosistema que muchas veces es desconocido por las personas que viven en nuestro entorno.

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*