Los precios de cebollas y patatas se desploman en el campo y se multiplican por diez al consumidor

Post també disponible en: Valencià

La actual campaña de cebollas y patatas ha vuelto a poner al descubierto los graves desequilibrios que imperan en la cadena agroalimentaria. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) alerta de que los precios que los operadores comerciales están ofreciendo a los productores se han desplomado en las últimas semanas hasta el extremo de situarse un 40% por debajo de los costes de producción. Mientras tanto, esas cotizaciones se multiplican hasta por diez del campo al consumidor. 

Tras un inicio difícil con la cebolla tierna, la recolección de la cebolla seca se caracterizó por una recuperación de los precios. Tanto es así que AVA-ASAJA denunció una ola de robos en varias comarcas valencianas coincidiendo con la mayor demanda. Sin embargo, la introducción de importaciones foráneas, sobre todo de Nueva Zelanda, que además llegaron a Europa de golpe a causa del bloqueo accidental del Canal de Suez, está siendo utilizada por las compañías comercializadoras como pretexto para presionar los precios a la baja de la producción autóctona.

El responsable de la sectorial de hortalizas de AVA-ASAJA, Salvador Sabater, constata que “nuestras cebollas están en perfectas condiciones para ser recogidas y consumidas. Venimos de un abril muy lluvioso en el que no podíamos avanzar porque la tierra tenía que estar seca. Pero justo ahora, por culpa de la irrupción de las importaciones, las compras se han paralizado e incluso escuchamos casos de comercios que tratan de revisar a la baja los tratos cerrados hace unos días”. Las últimas cotizaciones que se manejan en la huerta han caído hasta los 10 céntimos de euro por kilo, una cantidad ruinosa muy lejos de los costes de producción –en torno a los 0,20 euros por kilogramo– que llevaría a muchos agricultores a destruir sus cosechas. Por el contrario, en muchos puntos de venta al público el precio se eleva a 1 euro por kilo. Informa, Luis Ibáñez.

Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*