Natalia Enguix anuncia que la Diputació de València llevará su proyecto expositivo ‘Las fosas del franquismo’ hasta las comarcas

ÁREA DE MEMORIA DEMOCRÁTICA

Post també disponible en: Valencià

La vicepresidenta primera y responsable de Memoria Democrática, Natàlia Enguix, ha anunciado la intención del estamento provincial de llevar su proyecto expositivo ‘Las fosas del franquismo’ hasta las comarcas.

Natalia Enguix lo ha avanzado durante la representación de la obra ‘El enterrador’, de Teatro de Dos, con el que se ha culminado el proyecto de Memoria Democrática y que ha acogido este lunes el Teatro Principal de València.

El Centro Museístico La Beneficencia, en el cual se sitúan el Museo de Prehistoria de València y La ETNO. Museo Valenciano de Etnología, ha acogido hasta abril dos exposiciones sobre las fosas del franquismo en el municipio de Paterna.

La vicepresidenta recordó que desde el área de Memoria Democrática de la Diputación de València se mantendrán «al margen de batallas partidistas y provocaciones estériles y oportunistas. Las víctimas y las familias no se lo merecen».

El Teatro Principal de Valencia ha acogido este lunes por la tarde la representación de la obra ‘El enterrador’, acto con el que la Diputació de Valencia ha querido dar por culminado su proyecto ‘Las fosas del franquismo’ y durante el cual la vicepresidenta primera y responsable de Memoria Democrática de la Diputació, Natàlia Enguix, ha anunciado la intención de la entidad supramunicipal de llevar esta exposición hasta las comarcas.

«Con la magnífica representación teatral de hoy, nuestro proyecto no se detiene. Es como un flujo de energía, se transforma, pero no se destruye. Ya estamos trabajando en la manera de hacer llegar a todos los rincones de nuestras comarcas una visión de este asesinato en masa perpetrado sobre los vencidos; asesinatos que se recubrieron de una farsa judicial», como puso de manifiesto la vicepresidenta durante su discurso previo a la representación teatral.

«Durante diez meses, la Diputació de València ha llevado a cabo un esfuerzo pionero en nuestra Comunidad. Para algunos, realizar una exposición sobre las fosas del franquismo era una apuesta arriesgada y compleja —añadió Enguix— pero los más de 24.000 visitantes que la han visitado han acabado dándonos la razón. Los datos indican que desde el primer momento la recepción por parte de la ciudadanía ha sido magnífica, especialmente del profesorado y del alumnado de los centros educativos, que han salido de las aulas al encuentro de la memoria, de la historia y de las consecuencias trágicas del fanatismo franquista. Pienso que solo por eso la empresa ya ha valido la pena».

Natalia Enguix también tuvo palabras de agradecimiento hacia «todos los que han hecho posible este logro expositivo y cubre desde los comisarios a todo el personal de la Delegación de Memoria Democrática y de los Museos del área de Cultura, así como a todas aquellas personas que han cedido sus testimonios, sus objetos, sus cartas, su intimidad… Toda esta generosidad y profesionalidad han dado lugar a una exposición y un catálogo que ha despertado la admiración y el reconocimiento tanto de la ciudadanía como de las instituciones y de las personas expertas de todo el Estado».

La vicepresidenta también quiso recordar que el proyecto expositivo y las actividades desarrolladas son «el fruto de la colaboración entre las áreas de Cultura y de Memoria Democrática, entre el anterior Gobierno de la Diputación de València y el actual»; para lo que recordó a los «responsables políticos que creyeron y apoyaron el proyecto: Ramiro Rivera i Xavier Rius. Muchas veces nos olvidamos de destacar el valor que tiene la apuesta política para que proyectos así vean la luz. Apuestas políticas como la creación del área de Memoria Histórica en 2015 bajo la presidencia de Jorge Rodríguez y la dirección y el impulso político de Rosa Pérez Garijo, quien después continuó esta tarea desde la Generalitat Valenciana».

‘Las fosas del franquismo’ es, «sobre todo, un trabajo conjunto entre la Administración democrática y la sociedad a la cual sirve. Una sociedad representada, en este caso y muy especialmente, por los familiares de las personas represaliadas, asesinadas y desaparecidas de manera forzada; una tragedia que no debió de producirse nunca en un periodo de paz», subrayó Natalia Enguix, quien no quiso «olvidar tampoco la colaboración del Ayuntamiento de Paterna, que mostró su voluntad para facilitar la organización».

Natalia Enguix también subrayó que desde el área de Memoria Democrática de la Diputació de València se mantendrán «al margen de batallas partidistas y provocaciones estériles y oportunistas. Las víctimas y las familias no se lo merecen. Por nuestra parte continuaremos trabajando por todas las víctimas de la guerra civil y del franquismo y para hacerles justicia; continuaremos destinando recursos económicos y humanos para que las familias puedan exhumar, identificar y soterrar con dignidad las víctimas. Y continuaremos investigando, explicando y divulgando todo el que pasó precisamente porque no vuelvo a pasar. Es la tarea que democráticamente nos corresponde y que basura con la convicción de quien trabaja por el bien común».

‘El Enterrador

La obra de la compañía Teatro de Dos, ‘El Enterrador’, es «una experiencia escénica que revive un episodio negro de nuestra memoria histórica», como así la ha definido Natalia Enguix. La propuesta de Gerard Vàzquez y Pepe Zapata es un espectáculo teatral de ficción que se basa libremente en las vivencias de varias personas, entre ellas las de Leoncio Badia, conocido como ‘el enterrador de Paterna’, de las cuales ha quedado constancia en numerosos reportajes de prensa escrita y espacios radiofónicos a raíz de la investigación realizada por la periodista Conchi Cejudo. Como opción artística y con la voluntad de respetar a víctimas y familiares, no se hace mención ni a lugares ni a personas reales.

«El espectáculo es un homenaje a todas las personas, en muchos casos héroes anónimos, que con su determinación dejaron testigo de humanidad en un episodio oscuro de nuestra historia reciente, un error que no puede volver a repetirse», ha explicado la vicepresidenta Natalia Enguix, quien ha destacado «la extraordinaria acogida que han tenido las actividades programadas en ‘Las fosas del franquismo’, un proyecto multidisciplinario con exposiciones, conferencias, debates, cine, publicaciones, actuaciones musicales y teatro, una oferta educativa y cultural muy amplia con la cual la Diputación ha contribuido a recuperar esa parte de la historia que nos contaron incompleta».

Conferencias, muestras, libros, cine y teatro

La representación de ‘El enterrador’ es la última de las actividades paralelas programadas junto al área de Cultura de la Diputación que dirige Paco Teruel, como complemento a las exposiciones de La ETNO y el Museo de Prehistoria, núcleo duro de un programa que ha tenido como objetivo «explicar a las nuevas generaciones los valores democráticos, en un tiempo en el cual son necesarios más que nunca el diálogo y el consenso para evitar que se imponen los extremismos», en palabras de Natàlia Enguix.

Enguix ha apostado para reforzar la vertiente educativa y divulgativa de la Memoria, sin olvidar las subvenciones a Ayuntamientos y asociaciones memorialistas que, desde la creación de la delegación hace ocho años, ha invertido más de cuatro millones de euros en localización, exhumación e identificación de los restos de personas represaliadas durando y después de la Guerra Civil, así como en la recuperación de trincheras y refugios y la construcción de monumentos en recuerdo de las víctimas.

El programa ha contado, entre otras actividades multidisciplinarias, con un ciclo de conferencias, entre ellas las de los juristas Baltasar Garzón i Dolores Delgado; bibliotertulies como la de Paco Roca y su cómic ‘El abismo del olvido’; la proyección de documentales como ‘El silencio de otros’ y películas como ‘La trinchera infinita’; y obras de teatro como ‘Los que comen tierra’y ‘El enterrador’. El eje de la programación han sido las exposiciones de los museos de la Diputació, que se implicaron en el proyecto desde el primer momento.

Dos exposiciones troncales

El Centro Museístico La Beneficencia, en el cual se sitúan el Museo de Prehistoria de València y La ETNO. Museo Valenciano de Etnología, ha acogido hasta abril dos exposiciones sobre las fosas del franquismo en el municipio de Paterna. Las dos forman parte del proyecto ‘Las Fosas del Franquismo. Arqueología, Antropología y Memoria’, una iniciativa conjunta de la delegación de Memoria Democrática y el área de Cultura de la Diputación de València, y han recibido miles de visitas a lo largo del último año.

La muestra ‘Arqueología de la memoria. Las fosas de Paterna’, del Museo de Prehistoria, es una aproximación a las fosas comunes del franquismo desde una perspectiva arqueológica a través de un estudio del caso concreto del cementerio municipal de Paterna, en el cual hay documentadas más de 150 fosas y al menos 2.237 personas que fueron fusiladas entre 1939 y 1956. La exposición tiene tres objetivos: visibilizar la aportación de las disciplinas científicas y los equipos técnicos que llevan a cabo la exhumación e identificación de las personas represaliadas y la recuperación de sus historias de vida; hacer un reconocimiento público a las víctimas de la represión y a sus familias; y entablar un diálogo con la ciudadanía sobre la necesidad de las políticas públicas de memoria.

Por otro lado, la exposición ‘2238. Paterna. Lugar de perpetración y memoria’, de La ETNO, se acerca a las exhumaciones contemporáneas de las fosas de víctimas del franquismo desde la antropología social para ampliar la mirada fuera de estos lugares. Por eso, exhumar implica mucho más que desenterrar huesos. Implica introducir nuevos y nuevas agentes, transitar por el tiempo y por el espacio y ponernos en el lugar de aquellas personas que fueron asesinadas y humilladas, así como recorrer con ellas y sus familiares y descendentes los caminos del olvido y la memoria.

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*