Riba-roja pagará el 50% de las obras del apeadero que dará servicio a los 1.500 vecinos de València La Vella

Las arcas municipales aportarán 303.343 euros sobre el presupuesto total.
Las arcas municipales aportarán 303.343 euros sobre el presupuesto total.

Las arcas municipales aportarán 303.343 euros sobre el presupuesto total.
Las arcas municipales aportarán 303.343 euros sobre el presupuesto total.

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha aprobado una propuesta del gobierno municipal -formado por el PSPV, Compromís y Esquerra Unida- en la que se compromete a financiar a partes iguales con la conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio la construcción de un apeadero en la urbanización de València la Vella, cuyo presupuesto total está fijado en 606.686 euros.

De esta forma, la propuesta aprobada por unanimidad de todos los partidos políticos significa que las arcas municipales de Riba-roja asumirán el pago de 303.343 euros sobre un total de 606.686, cuyo presupuesto está previsto incluirlo en los presupuestos autonómicos del próximo año. La realización de esta infraestructura es una reivindicación histórica de los 1.500 vecinos que actualmente carecen de un servicio público eficaz en su comunicación con la capital valenciana.

Las previsiones municipales sitúan en febrero de 2017 el inicio del proceso de licitación de las obras, un periodo de tres meses para la adjudicación de las mismas y, por último, una duración de entre 5 y 6 meses para la ejecución del proyecto de construcción del apeadero. De esta forma, a finales del año 2017 o principios del año 2018 quedarían concluidas las obras y entraría en funcionamiento el apeadero.

La propuesta del equipo de gobierno aprueba la cesión de los terrenos necesarios para la construcción del apeadero sobre suelo municipal al tiempo que se consigna una partida presupuestaria para ayudar en la financiación de las obras de construcción del apeadero. La infraestructura ya fue reivindicada en noviembre de 2011 a través de una moción aprobada por unanimidad del pleno de Riba-roja a la que se unía otra propuesta para que los convoyes llegasen de forma soterrada al centro del casco urbano.

Sin embargo, ambas propuestas fueron ignoradas por el Partido Popular ya que ni se construyó el apeadero ni el metro finaliza actualmente en el centro del casco urbano sino en su entrada, con los consiguientes problemas que ocasiona para los usuarios que obligan al Ayuntamiento de Riba-roja a financiar el traslado de los viajeros mediante un autobús municipal.

Además, la Generalitat encabezada por el Partido Popular incumplió los plazos de ejecución de las obras de llegada del metro a Riba-roja ya que pese a anunciar que estarían listas para su entrada en funcionamiento en el año 2008 no fue hasta meses antes de las elecciones de 2015 cuando quedaron definitivamente finalizadas, aunque con las carencias reseñadas.

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha afirmado que el proyecto de la línea de metro «fue diseñado por el PP con múltiples errores, deficiencias y agravios comparativos para los habitantes de nuestro municipio ya que al margen de un número insuficiente de apeaderos en el término municipal no se concretó la llegada de los convoyes de forma soterrada hasta el centro del casco urbano como ocurre en la mayoría de localidades del cinturón metropolitano de Valencia».

Raga ha avanzado que el actual gobierno municipal «continuará luchando y reivindicando ante la Generalitat Valenciana, al margen del color político, para que nuestros habitantes puedan disfrutar de un servicio adecuado y eficiente con la llegada del metro soterrado hasta la altura del actual centro de salud y, por tanto, un ahorro económico por el gasto que ahora debemos realizar para trasladar a los usuarios en autobús; en su momento el PP prefirió plegarse a los dictados de sus superiores en la Generalitat antes de reclamar las mejoras necesarias para sus vecinos».

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*