Un pirómano provoca cinco incendios en Riba-roja que se quedan a 100 metros de 900 viviendas

Una imagen de los trabajos contra el fuego desarrollados en Riba-roja.
Una imagen de los trabajos contra el fuego desarrollados en Riba-roja.

Una imagen de los trabajos contra el fuego desarrollados en Riba-roja.
Una imagen de los trabajos contra el fuego desarrollados en Riba-roja.

Un pirómano ha provocado 5 incendios en diferentes zonas de Riba-roja de Túria durante la pasada madrugada y ha estado a punto de producir una auténtica tragedia ya que el fuego se ha quedado a tan solo 100 metros de la urbanización Masia de Traver, junto al margen derecho del río Túria, donde existen alrededor de 900 viviendas. Un dispositivo policial -formado por la Guardia Civil y la policía local- busca al pirómano que, al parecer, se podría haber trasladado de un lugar a otro en bicicleta aprovechando el cauce del río ya que los cinco incendios se produjeron con sólo media hora de diferencia.

El primero de los fuegos se inició alrededor de las 3 de la madrugada en una zona cercana a la urbanización Mas d’Escoto, en el margen derecho de la salida de la carretera hacia Vilamarxant, en pleno parque natural del Túria donde ha ardido vegetación y cañares y se ha quedado a poca distancia de los poco más de 100 chalés que existen en este emplazamiento.

La rápida intervención de los efectivos del parque de bomberos de Olocau, l’Eliana y San Antonio de Benagéber ha evitado mayores desgracias -al margen del daño material sobre la vegetación- ya que han sofocado el incendio en pocas horas.

Sin embargo, mientras la atención se centraba en el Mas d’Escoto a 3 kilómetros de distancia en línea recta saltaban hasta cuatro focos más de incendios en una zona cercana a la urbanización Masia de Traver donde la falta de limpieza en el barranco de la Pedrera -reivindicación repetidamente reclamada por el ayuntamiento a la Confederación Hidrográfica del Xúquer- ha estado a punto de provocar una desgracia ya que en este área existe una de las mayores concentraciones de población con más de 900 viviendas.

La intervención de los efectivos de bomberos y policía ha impedido que se pudiese propagar a algunas otras zonas como el parque de la Vallesa -pulmón verde del área de l’Horta Sud-, el Pous de Martí y la urbanización de Valencia la Vella, áreas todas ellas con gran densidad poblacional.

El ingente trabajo de los bomberos se ha prolongado desde las 3 de la madrugada hasta pasadas las 7 de la mañana de hoy sábado cuando se han terminado de sofocar los últimos rescoldos del fuego provocado al tiempo que varias brigadas se han quedado en las inmediaciones de la zona para evitar que en algún momento pudiesen reavivar las llamas y prolongarse por las áreas adyacentes.

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha subrayado «el gran trabajo de los bomberos y los cuerpos policiales que han evitado que el fuego pudiese afectar a las viviendas ya que el responsable de estos incendios pretendía crear una gran desgracia en nuestra localidad; cabe destacar la gran coordinación entre todos los efectivos que han participado en las labores de extinción ya que mientras se estaba apagando un fuego se han producido nuevo focos en otras áreas distintas».

Raga ha añadido que el Ayuntamiento de Riba-roja ha reclamado a las distintas administraciones provincial y autonómica «la instalación de un puesto permanente de efectivos en el parque natural del río Túria para que puedan controlar con mayor agilidad este entorno privilegiado que tanta riqueza vegetal y faunística posee en toda su extensión; los trabajos que en su momento las brigadas de la Diputación realizaron en el desbroce de cañares ha resultado decisivo para que el fuego no haya resultado más devastador».

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*