Alejandro Monzón: «Los agricultores debemos sentirnos representados, acompañados y apoyados»

v. montó/tc.c
— PREGUNTA: Tras un año de intensa actividad, ¿qué balance podemos ofrecer a los lectores de la actividad en Cheste Agraria?
— RESPUESTA: Como bien dices, el año ha sido intenso. La campaña de cítricos se ha desarrollado con muchas dificultades. Las fuertes lluvias que hubo durante el periodo de recolección de la mandarina, pese a que nos hacían mucha falta por la sequía, influyeron en el deterioro de la fruta, lo que nos creó numerosos problemas a la hora del manipulado. En la naranja, el principal problema han sido los bajos precios, algo por lo que sin duda esta campaña merece el calificativo de «lamentable». Al margen de esta situación, la actividad de la cooperativa no ha cesado. En estos momentos nos encontramos inmersos en las obras de adecuación de la bodega, estamos invirtiendo en cámaras frigoríficas para poder conservar el mosto durante todo el año, ya que se ha aumentado significativamente el volumen de producción.
— ¿Sigue siendo el agua el gran problema a resolver? ¿Ha afectado la merma de suministro a la producción y, en consecuencia, al empleo?
— Qué duda cabe que la merma de suministro ha afectado a la producción. Este año hemos enviado a la industria del zumo entre once y doce millones de kilos de producto que no reunía los mínimos para su comercialización. Esto incide negativamente de dos maneras: por un lado, al disponer de menos kilos para fresco, las liquidaciones al agricultor han sido aún más bajas y, por otro, el descenso de kilos para manipular en almacén ha incidido directamente en la creación de puestos de trabajo, siendo menor que otros años.
— ¿Se ha conseguido posicionar los caldos chestanos como estaba previsto meses atrás?
— La sección de bodega nos está proporcionando muchas alegrías. El mercado está aceptando muy bien nuestros productos, estamos llegando cada año a más países. Hemos alcanzado ya los 49 en Europa, Asia, África y América. Nuestra venta de vinos embotellados crece exponencialmente. Se están creando nuevos productos para llegar a distintos segmentos. En este sentido, pienso que apostar en su día por implementar el Plan Estratégico dirigido a las bodegas que pusimos en marcha desde Anecoop fue todo un acierto que está dando los resultados esperados.
— ¿Cuál ha sido el balance de ventas a nivel nacional e internacional?
— Como decía antes, estamos ya en 49 mercados. En los últimos cinco años hemos crecido casi un 100% en volumen tanto en el mercado nacional como el internacional. Del año pasado a este, el crecimiento ha sido del 16% en nacional y del 26% en internacional
— ¿Cuál es el producto estrella, si lo hay, en este ejercicio 2015?
— La gama más emblemática continúa siendo Reymos, pero estamos creciendo mucho en vinos frizzantes de baja graduación como los Amatista Blanco y Rosado o los Viña Tendida, que son tendencia en los últimos años. Concretamente, Viña Tendida es un éxito de ventas en mercados como Reino Unido, tal como se ha reconocido recientemente en el concurso Wines From Spain Awards.
— Entiendo que la diversificación es una de los grandes aciertos de la cooperativa Cheste Agraria, ¿no?
— La diversificación bien gestionada siempre es positiva. Esto es un acierto no solo para la cooperativa, sino para los socios agricultores, ya que hace que el trabajo sea estable todo el año y minimiza los riesgos al no depender de un solo producto.
— El actual alcalde de Cheste, José Morell, ha comentado recientemente que la agricultura va a tener una atención especial, ¿qué opinión le merece esta valoración?
— Me alegra que piense así. No puede ser de otra manera en un pueblo en el cual la economía depende enormemente de la agricultura. Un Ayuntamiento que no se comprometiese con la agricultura no sería adecuado. Le animo a que así sea.
— ¿Coincide con quienes afirman que el campo valenciano necesita ahora más que nunca el apoyo de las Administraciones públicas?
— Estamos en una época difícil para el campo valenciano, con muchos frentes abiertos como el problema del agua o el de los precios, que se han convertido en un elemento diferenciador a la baja para las grandes cadenas de distribución y que utilizan las frutas y verduras como reclamo de cara al consumidor. Han establecido una batalla de precios al céntimo en la que al final quien lo paga es el agricultor, que termina siendo el eslabón más débil de la cadena cuando, sin embargo, es quien produce. Un sinsentido. El campo es un sector estratégico para la economía valenciana y la Administración tiene que trabajar apoyando al máximo para ponerla de nuevo en valor y hacer de ella una actividad rentable y sostenible. Los agricultores tenemos que sentirnos representados, acompañados y apoyados porque nos encontramos en un escenario muy difícil. Con todo, y pese a los problemas que el sector agroalimentario arrastra desde hace ya tiempo, ha jugado un papel determinante en estos años de crisis económica, al ser uno de los amortiguadores de la economía y el empleo en todos los ámbitos: local, autonómico y nacional, gracias a las exportaciones. Mucho se ha elogiado este rol de la agricultura en los últimos tiempos, así que espero que el campo valenciano no caiga en el olvido cuando la economía se levante, sino que la Administración se vuelque como el sector merece para que pueda reforzarse.
— ¿Cómo logra compaginar su intensa labor en la Cooperativa Cheste Agraria con la presidencia de Anecoop?
— Esta es una buena pregunta que se podría aplicar también a mis antecesores en la presidencia de Anecoop, ya que para poder ser presidente de la misma hay que ser presidente de una cooperativa socia. En el plano práctico, es cuestión de organizarse y atender debidamente las actividades derivadas del cargo en ambas entidades, y aunque en ocasiones hay que priorizar en función de la importancia o necesidad del momento, se consigue llegar a todo. Por supuesto, esto es posible gracias al equipo humano que integran tanto Cheste Agraria como Anecoop, ambos de total confianza y con unos directivos al frente con una alta cualificación y experiencia, que hacen que el día a día sea más fácil. Pese a todo, esta dualidad obviamente implica un sacrificio en el plano personal, ya que te queda menos tiempo para la familia y las amistades, pero como me aprecian y entienden, igual que yo a ellos, sé que perdonan mis ausencias porque se deben a una buena causa. En lo que respecta a la defensa de los intereses de una y otra cooperativa, estos no están enfrentados, más bien al contrario. Siendo Cheste Agraria una cooperativa con la comercialización integrada al 100 por ciento en Anecoop, obviamente el interés de Cheste Agraria es que Anecoop funcione y crezca. Al fin y al cabo, a ambas entidades les mueve el mismo objetivo: dar la máxima rentabilidad posible al socio productor.
— Le brindamos ahora la posibilidad de felicitar a los vecinos de Cheste en estas Fiestas del mes de Julio que ya han entrado en su recta final.
— Quiero felicitar estas fiestas a todos los vecinos y vecinas de Cheste. Espero de corazón que disfruten. Se lo han ganado después de un año de duro trabajo. Y desde aquí invito a toda a la comarca a unirse a los chestanos y chestanas para celebrar con nosotros estas fiestas.

Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*