AVA-ASAJA asegura que una tormenta de granizo ha causado daños en más de 500 hectáreas de cítricos y caquis de la Ribera y la Costera

Muestra de pedrisco caído. tc.c

Muestra de pedrisco caído. tc.c
Una tormenta de granizo descargó este jueves por la noche sobre diversos términos municipales de las comarcas de la Ribera y de la Costera causando daños de distinta consideración en una superficie de cultivo de más de 500 hectáreas, de acuerdo con la primera estimación provisional efectuada por la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA). Cítricos y caquis son los productos que han sufrido con mayor virulencia las consecuencias de la granizada.
Según la información disponible hasta el momento, la localidad de Alberic, y más concretamente las partidas de Misana y Casa Abadía, es la zona donde los efectos de la piedra se han dejado sentir de forma más acusada, hasta el punto de que en determinadas parcelas se da ya por perdida la totalidad de la cosecha de cítricos (mandarinas okitsu y naranjas navelinas) y de caquis de la próxima campaña. El nivel medio de afección en esas áreas se sitúa en torno al 70% de la producción de los referidos cultivos.
Los testimonios recogidos entre los propietarios de algunas de las explotaciones dañadas indican que si bien la tormenta de granizo estuvo acompañada de gran cantidad de agua -lo cual suele atenuar el impacto de la piedra- en este caso también sopló al mismo tiempo un fortísimo viento, circunstancia que disparó el movimiento de la piedra en múltiples direcciones acrecentando así sus devastadores efectos.
Si bien el término municipal de Alberic, de acuerdo con esta estimación de urgencia, es el que se ha llevado la peor parte con más de 200 hectáreas dañadas de manera muy apreciable, también los cítricos y caquis de otras localidades han sido víctimas de este episodio de granizo. Así, en la comarca de la Ribera la piedra ha provocado perjuicios de diversa consideración en L´Alcúdia, Carlet, Benimodo y Massalavés, mientras que en la Costera han sido las producciones de Xàtiva, Canals y Manuel las que se han visto afectadas, aunque con un nivel de incidencia muy desigual. Los servicios técnicos siguen recopilando información y no descartan que estas valoraciones puedan verse sensiblemente modificadas al alza.
Asimismo, el pedrisco también descargó con fuerza desigual en poblaciones del interior de la Comunitat Valenciana como Pedralba, Chiva, Cheste, Gestalgar y Godelleta. Aún a falta de evaluar el alcance definitivo de los desperfectos, las primeras estimaciones revelan daños de hasta el 15% en las cosechas de viña, melocotón y nectarina en algunas zonas del término de Godelleta, mientras que en el resto de localidades mencionadas se espera que la incidencia sea menor porque la piedra cayó muy diluida en agua. En cualquier caso, los agricultores seguían esta misma tarde inspeccionando el terreno, por lo que consideran todavía prematuro realizar una estimación más concreta sobre los efectos de la tormenta.

Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*