Bravo presenta el nuevo palacio de Justicia de Alzira que se prevé que esté terminado a finales de 2023 tras una inversión de 15,6 millones

Post també disponible en: Valencià

El edificio de 10.000 metros cuadrados, repartidos en cinco plantas más aparcamiento, se ubicará en la avenida Luis Súñer y podrá albergar nueve juzgados, dos más de los existentes 
La consellera de Justicia destaca que este proyecto «mira al futuro» y que ayudará a «dinamizar la economía» y «generar empleo

La consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, ha presentado este jueves en Alzira el proyecto para la construcción del nuevo palacio de Justicia de la capital de la Ribera Alta, que dará servicio a un partido judicial que abarca 23 municipios y una población de Derecho de 138.000 personas. Las obras del nuevo edificio empezarán a finales de 2021 y está previsto que terminen en el último trimestre de 2023. 

Gabriela Bravo ha explicado al alcalde de la ciudad, Diego Gómez, y a la comunidad jurídica de Alzira los detalles del proyecto. Así, el nuevo Palacio de Justicia será un edificio de 10.000 metros cuadrados que se levantará en una parcela de 4.800 metros cuadrados cedida por el Ayuntamiento y ubicada al final de la avenida Luis Súñer de la capital de la Ribera Alta. Tendrá un coste estimado de 15,6 millones de euros. 

Los nuevos juzgados contarán con cinco plantas y un sótano con capacidad para 69 plazas de aparcamiento para el personal y 56 de rotación para personas usuarias. 

El edificio podrá albergar a más de 900 personas a diario, unos 200 profesionales y 700 usuarios y usuarias. Tendrá 41 salas para distintos usos y 49 despachos. Todas las dependencias de uso administrativo contarán con luz natural -no ocurre así en el actual edificio- y estará dotado con los más modernos sistemas de seguridad y confort térmico, además de que será completamente sostenible. 

En la planta baja estará el Registro Civil y la sala de bodas. También se ubicarán ahí las salas de vistas con zonas separadas para personas detenidas y víctimas, el juzgado de guardia ?con acceso independiente? y los espacios para abogados, abogadas, procuradores y procuradoras. 

En el resto de las plantas se ubicarán los siete juzgados ya existentes y se ha reservado espacio para otros nuevos órganos judiciales, entre ellos el especializado en Violencia de Género, cuya creación ya se ha solicitado al Ministerio de Justicia. 

También se dispondrá de espacio para la Fiscalía, la Oficina de Asistencia a las Víctimas, el Instituto de Medicina Legal, la Unidad de Valoración Forense con cámara Gesell y la Unidad de Valoración Integral Forense. 

Tal y como ha explicado Gabriela Bravo, con el nuevo Palacio de Justicia de Alzira «se va a dar respuesta a una reivindicación histórica y, además, se va a solucionar el problema de la dispersión de las sedes judiciales». Para consellera, este es un edificio «que mira al futuro» pues «se ha previsto la posible ampliación» de la planta judicial. 

Además, Bravo ha destacado que la confección del proyecto ha sido «un ejemplo de colaboración entre instituciones», ya que la Conselleria de Justicia y el Ayuntamiento de Alzira «han trabajado de manera coordinada y en permanente contacto» para tomar las decisiones. 

En este sentido, la consellera de Justicia también ha destacado que, pese a la incertidumbre provocada por la pandemia de la COVID-19, «no vamos a parar nuestros proyectos» porque «ahora más que nunca, necesitamos dinamizar nuestra economía, sacar obra pública, generar empleo y seguir avanzando». 

En la actualidad, los siete juzgados de primera instancia e instrucción, así como el resto de los servicios de la Administración de Justicia del partido de Alzira, se reparten entre tres locales diferentes. La pandemia de COVID-19, además, ha agravado los problemas de falta de espacio por la necesidad de control de aforos. Por esa razón, se están buscando espacios para habilitar una sala de vistas y el traslado de un juzgado como solución provisional mientras se construye el nuevo edificio. 

Además, se va a seguir mejorando las dotaciones tecnológicas de los juzgados de Alzira ya que el próximo 8 de febrero se iniciará la instalación del sistema de grabación Aurea en un proceso que durará 10 días. El nuevo sistema permitirá la presentación de documentos digitales, la celebración de televistas y su seguimiento a través de la Sede Judicial Electrónica.

Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*