CSIF urge a reforzar con más personal el departamento de Manises y avisa de la saturación que sufre atención primaria

Post també disponible en: Valencià

El sindicato señala que los facultativos realizan 60 consultas diarias y los mostradores los atiende la mitad de plantilla

El sindicato CSIF reclama a Conselleria de Sanitat y a la dirección del departamento de salud de Manises un refuerzo de personal en los centros de atención primaria y en el hospital, que incluya médicos, profesionales de enfermería, TCAEs y celadores. La central sindical avisa que la falta de cobertura de bajas y sustituciones y la acumulación de casos covid provoca que facultativos estén atendiendo a 60 pacientes al día.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) explica que la situación llega hasta el punto de que muchos profesionales están trabajando de manera continua de ocho de la mañana a las 20 horas, ya que enlazan sin descanso su turno de trabajo con la vacunación en los pabellones ante la falta de refuerzos.

El sindicato señala que la sobrecarga laboral afecta al conjunto de profesionales, desde atención en mostradores hasta consultas. En esta línea explica que en los centros de salud de Buñol o Cheste han pasado de seis médicos en plantilla a quedarse con dos por la falta de contratos de personal para cubrir turnos de vacaciones o bajas. Este hecho también repercute en Godelleta, con únicamente un facultativo, o al centro de especialidades de Aldaia, que ha llegado a contar solamente con dos enfermeras.

La central sindical apunta que esa carencia de personal se reproduce en los mostradores de atención al usuario, ya que consultorios como el del Xipreret, en Manises, se  ha quedado con un profesional de los tres que atienden; el centro de salud de Chiva, con dos de tres; o el propio centro de salud de Manises, con tres de seis. En todos los casos, además de la atención personal también realizan la telefónica más otras cuestiones que surjan.

El sindicato CSIF recalca que la falta de personal, con especial incidencia en esta época vacacional y ante la quinta ola de la pandemia, provoca una pérdida de la calidad asistencial al usuario pues además de la saturación existente y los consiguientes retrasos, también sufre el cierre de consultorios. Mientras que habitualmente los de Alborache y Macastre están abiertos, en verano cada semana atiende uno de los dos, alternativamente. Por su parte, el centro de especialidades de Mislata también permaneció cerrado 12 días a principio de mes, hasta que se reabrió pero con una dotación de personal insuficiente.

La central sindical urge a la contratación de más profesionales en el departamento para reforzar el hospital y los equipos de atención primaria y para poder llevar a cabo la vacunación. CSIF lamenta, por otra parte, que Conselleria de Sanitat no conteste a los escritos que se le dirigen y que haya dejado pasar ya ocho meses sin nombrar comisionado en este departamento de salud.

Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*