El gobierno de Riba-roja de Túria busca una trituradora de papel que compró el PP al poco de perder la mayoría absoluta

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha iniciado una investigación para averiguar el paradero de una máquina trituradora de papel de gran capacidad que el anterior gobierno del Partido Popular compró tras perder la mayoría absoluta por un importante global de 330 euros, impuestos incluidos. La máquina destructora de documentos oficiales no han podido ser hallados en las últimas semanas por parte del actual gobierno en las propias dependencias municipales.

El nuevo gobierno de Riba-roja -formado por el PSPV, Compromís y Esquerra Unida- ha denunciado que la máquina destructora de papeles y documentación fue adquirida por el anterior ejecutivo que encabezaba el ex alcalde Francisco Tarazona, del Partido Popular, a la semana justo de celebrarse las elecciones municipales del pasado 24 de mayo y en las que perdió la mayoría absoluta.

La factura con la que se adquirió la nueva máquina utilizada para la destrucción de papeles está fechada el pasado 31 de mayo, con un valor de 302’22 euros -desglosado en 249’77 más los 52’45 euros de impuestos- y cuyas prestaciones y capacidad son de las más potentes actualmente en el mercado en este tipo de aparatos hasta el punto que puede eliminar miles de documentos en cuestión de minutos.

El gobierno de Riba-roja ha lamentado el exceso de «derroche» económico que ha imperado durante los más de 20 años de «mala gestión» por parte del Partido Popular «cuyo máximo exponente es la compra apresurada y con nocturnidad una vez quedó comprobado que habían perdido su mayoría absoluta como castigo de los ciudadanos a los muchos años de prepotencia y despilfarro económico». El ejecutivo local ha añadido que la compra de la destructora «es un síntoma de la praxis que ha imperado en el ayuntamiento aunque lo más grave es que ni tan siquiera aparece ahora a pesar de la búsqueda incesante durante las últimas semanas en todas las dependencias».
El gobierno de Riba-roja ha subrayado que se trata de una compra «muy curiosa ya que tras perder las elecciones se afanaron con la adquisición repentina de un aparato cuya finalidad es destruir y eliminar documentación y papeles oficiales y públicos que se albergan en las instancias administrativas; resulta llamativo que con los graves problemas de paro y pobreza existentes en la localidad el Partido Popular se preocupase en gastarse el dinero en comprar la última tecnología en eliminación de documentos».

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*