El Hospital de la Ribera incorpora la última tecnología robótica para el implante de prótesis de rodilla

Post també disponible en: Valencià

Este equipo determina al milímetro el tamaño y posición de la prótesis a implantar, gracias a un mapa virtual del paciente que realiza en 5 minutos

La precisión de este nuevo robot permite que el cirujano conserve intacto el máximo tejido óseo posible, lo que acorta la recuperación del paciente 

El centro de Alzira ha realizado ya 30 cirugías con este nuevo equipo, logrando una alta satisfacción de los pacientes 

El Hospital Universitario de la Ribera ha incorporado el robot quirúrgico más preciso y avanzado para el implante de prótesis de rodilla. Este nuevo equipo permite planificar milimétricamente el desarrollo de la intervención, el tamaño y la posición de la prótesis que se va a implantar, lo que acorta la hospitalización y recuperación del paciente. 

Para ello, este robot realiza, previamente a la operación, un mapa virtual de la anatomía del paciente en apenas 5 minutos, con el objetivo de que el cirujano conozca la adaptabilidad y el comportamiento que tendrá la prótesis de rodilla tras la operación. 

Según el jefe del Servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica del Hospital Universitario de la Ribera, Dr. Julio Ribes, “la incorporación de este nuevo equipo beneficia tanto a pacientes como a profesionales. Por un lado, acelera el postoperatorio al posibilitar una cirugía mucho más precisa; por otro, facilita enormemente el trabajo de los cirujanos al ofrecernos información exacta de la prótesis que se requiere, su proceso de implante y el balanceo que en un futuro tendrán los ligamentos”. 

El Hospital de la Ribera ha intervenido ya con este nuevo equipo a un total de 30 pacientes, obteniendo “unos resultados muy satisfactorios, ya que, prácticamente en la totalidad de los casos, el paciente ha tenido una recuperación muy confortable, con una resolución excelente de su patología”. 

Una intervención más precisa

Mediante un moderno sistema de escáner 3D, el robot incorporado por el Hospital de Alzira ofrece al cirujano información de una precisión milimétrica sobre la rodilla del paciente, lo que ayuda al especialista a planificar una intervención más precisa. 

En palabras del Dr. Ribes, “en este tipo de cirugías se eliminan partes desgastadas del hueso y cartílago para sustituirlos por la prótesis, por lo que es fundamental la exactitud. En un implante de rodilla la precisión en el implante ayuda a una recuperación más cómoda y a una pronta movilización”.

Minimiza el riesgo de error

Este nuevo robot cuenta con un sistema de asistencia robótica que ayuda al cirujano en el corte de huesos y tejidos, minimizando el riesgo de error. Para ello, se colocan en la rodilla del paciente unos sensores que, mediante rayos infrarrojos, permiten al equipo mostrar en una pantalla de alta definición los márgenes a conservar, de manera que el robot se bloquea en caso de sobrepasarlos. De esta manera, el software impide secciones erróneas o innecesarias en el tejido del paciente, además de remodelar la superficie del hueso para un implante más exacto.   

“Este robot aporta información que hasta ahora no teníamos a la hora de enfrentarnos a este tipo de intervención, ya que calcula exactamente qué cantidad de tejido debemos eliminar y no permite excederse, por lo que no hay ningún corte que no esté bajo control”, afirma el Adjunto del Servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica e impulsor de esta nueva técnica robótica en el Hospital de la Ribera, Dr. Antonio Calatayud.  

Cabe destacar que el Hospital de Alzira implanta, cada año, cerca de 350 prótesis en pacientes que padecen un desgaste de tejidos y huesos de rodilla, una patología que afecta mayoritariamente a personas mayores de 60 años.

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*