El nuevo equipo de gobierno de Chiva concreta el reparto de competencias en una intensa sesión plenaria

Según publicó este semanario en su edición impresa, Emilio Morales, el nuevo alcalde de Chiva (Compromís), se ha mostrado conciliador y partidario del diálogo en el arranque de una nueva legislatura en la que va a tener que litigar tanto con los intereses de los firmantes del pacto de gobierno como con una oposición dura y correosa.
La sesión constitutiva en la que se confirmó la distribución de competencias contó con una elevada asistencia vecinal, hasta el punto de condicionar el normal desarrollo de la misma.
Como se explicó, el alcalde asume las áreas de Personal, Hacienda y Aguas; Diana Olivas (Compromís) Participación Ciudadana, Juventud e Innovación; Manuel Clemente (EU) Educación, Cultura e Igualdad; Jacobo Morales (EU) Urbanismo, Medio Ambiente y Agricultura; Fernando Casanova (Vinchi) se hace cargo de Fiestas y Administración General; mientras que Cristina Suárez (JSMC) es la responsable de las carteras de Empleo, Desarrollo Local, Coordinación y Bienestar Social.

«Lo que hemos hecho es plasmar lo recogido en el pacto a la espera de que transcurran estas intensas semanas. Será a partir de septiembre, como dijimos en el pleno, cuando nos sentemos a valorar posibles modificaciones sobre las competencias y su reestructuración. Además, y dado que lo prioritario es solucionar los problemas que tenemos sobre la mesa, todavía no se ha decidido nada sobre el tema de los liberados», tal como ha confirmado el alcalde a preguntas de este semanario.

En esta primer sesión quedó sobre la mesa la designación del representante en el Consorcio Valencia Interior, en el Consorcio de Bomberos, así como en la mancomunidad. Respecto a este último tema, el primer edil explicó que es «el alcalde quien debe representar a la población en la institución comarcal», una aclaración que sale al paso de la propuesta de la portavoz del PSOE local, Yolanda Martínez, quien se postuló para el cargo, contando para eso con el apoyo del Partido Popular.

Precisamente, el hecho de que el Partido Socialista no esté integrado en el gobierno local y que se desmarque en temas puntuales es uno de los principales escollos a los que va a tener que hacer frente el nuevo equipo gestor del consistorio chivano.

«Intentaremos ir limando las posibles asperezas que puedan surgir durante el mandato. Debemos ir por el camino del diálogo y la colaboración», ha puntualizado el alcalde, quien ha recordado que las sesiones plenarias se celebrarán el último viernes de cada mes, un punto aprobado por unanimidad.

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*