El PSPV asegura que la Junta de Expropiación de Valencia ha condenado al Ayuntamiento de Riba-roja a pagar 1’6 millones de euros

El Jurado Provincial de Expropiación de Valencia ha condenado al Ayuntamiento de Riba-roja de Túria al pago de 1’6 millones de euros a los propietarios de unos terrenos ubicados en el parque de Montealcedo que el consistorio les expropió para destinar en ellos una zona verde sobre una superficie total de 57.155 metros cuadrados. El pleno del ayuntamiento aprobó recurrir el lunes, 4 de mayo, el acuerdo de este organismo.

El dictamen de la Junta Provincial de Expropiación atiende parte de las peticiones de los dueños de los terrenos al entender que el precio fijado por el Ayuntamiento de Riba-roja estaba notablemente por debajo del precio marcado en el mercado aunque, finalmente, ha rebajado la cantidad que exigían los propietarios de los 6’7 millones iniciales a los 1’6 millones de euros.

La Junta Provincial de Expropiación también ha condenado al consistorio de Riba-roja a pagar otros 46.230 euros por otro proceso de expropiación de unos terrenos de 1.900 metros cuadrados de extensión que se destinaron a la construcción de unos pozos de agua potable junto al casco urbano. El dueño de los terrenos solicitaba un total de 250.000 euros aunque la junta provincial ha reducido esta cantidad a 46.230 euros mientras que el consistorio ofrecía 35.384 euros en total.

El pleno del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria aprobó ayer lunes recurrir los dos acuerdos de la junta provincial en el juzgado de lo contencioso-administrativo con el objetivo de rectificar las cantidades que este organismo de justiprecio dictaminó sobre las peticiones de los propietarios de los terrenos y el dinero fijado en los informes técnicos del ayuntamiento de la localidad.

El portavoz del PSPV de Riba-roja, Robert Raga, ha afirmado que los dos recursos «reflejan la mala gestión urbanística que durante los últimos años han llevado a cabo el alcalde, Francisco Tarazona, y la concejala de urbanizaciones y candidata del PP, María José Ruiz, sobre las numerosas áreas residenciales y que tanto dinero pueden costar a las arcas municipales, lastradas por una losa de deuda y el despilfarro en proyectos inservibles para la localidad».

Raga ha subrayado el gasto desorbitado que los dictámenes pueden suponer para Riba-roja «por el empecinamiento de Tarazona y Ruiz a la hora de consensuar y dialogar con los dueños de los terrenos expropiados para destinarlos a diversas dotaciones públicas ya que si hubiesen llegado a un acuerdo no habría costado tanto dinero a nuestro municipio».

El PSPV de Riba-roja ha advertido de la existencia de diversos vecinos propietarios de terrenos donde actualmente se levanta el campo de futbol municipal a los que todavía no se les ha abonado el precio de las correspondientes expropiaciones efectuadas en el año 1996 -fecha de entrada del PP en el poder local- y cuyo valor económico ronda los 3 millones de euros en total.

Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*