El PSPV asegura que los ingresos de los Ayuntamientos del Camp de Túria han caído en 44 millones debido al parón urbanístico

Los ingresos en los ayuntamientos del Camp de Túria se han reducido hasta un 27 por ciento en sólo dos años de diferencia al pasar de los 170 millones de euros del año 2012 a los 125 millones de 2014. Las cifras constatan una tendencia a la baja en la recaudación ordinaria de los consistorios de la comarca cuyas mayores fuentes de ingresos son, principalmente, los impuestos directos, los indirectos y las tasas municipales.

Las diferencias entre ambas anualidades marca una reducción considerable en algunos ayuntamientos hasta el punto que en Ribarroja el descenso es de 8’8 millones de euros al pasar de los 30 millones de euros del año 2012 a los 21’4 previstos para el año 2014. Por contra, los consistorios más pequeños son los que sufren menores descensos, como en Gátova y Casinos con 456.938 y 379.508 euros, respectivamente.

Las cifras no dejan a dudas que los grandes municipios son los que acusan mayores disminuciones en los ingresos como es caso de Bétera con un descenso de 4’7 millones de euros, la Pobla de Vallbona con 3’3 millones, Llíria con 2’6 millones menos o Benaguasil con otros 2’4 millones de descenso entre ambas anualidades. Sin embargo, San Antonio de Benagéber, con sólo 7.332 habitantes, es la localidad que ve mermada su fuente de financiación con hasta 4’2 millones de euros menos entre 2012 y 2014 al pasar de 9’7 a 5’4 millones, casi la mitad.

El parón inmobiliario, urbanístico y la crisis económica son algunas de las razones que explican un descenso paulatino y progresivo durante los últimos tres años ya que desde los 170 millones que se recaudaron en el año 2012 se pasó a 138’4 millones de euros del año 2013 —casi 32 millones menos— mientras que en el año 2014 se rebajó hasta los 125 millones.

Ribarroja es el municipio paradigmático del parón urbanístico ya que en dos años ha pasado de los 30 millones ingresados en 2012 a los 21 millones de 2014 mientras que otros como la Pobla pasa de 19 a 15 millones o Bétera que pasa de 22’5 a 17’8 millones.
El secretario comarcal del PSPV, Xavier Arnal, ha subrayado que estas cifras «son una prueba palpable de que la situación económica no mejora ya que los ayuntamientos se tienen que apretar cada vez más el cinturón de los gastos al tiempo que deben reducir la presión fiscal sobre sus habitantes, síntoma inequívoco de la recesión económica y que en nuestra comarca se sufre con una mayor virulencia; además, cabe destacar que la reducción de la financiación por parte del Estado y la Generalitat ha caído en picado a pesar de que somos la administración que conoce mejor las necesidades y las demandas de nuestros vecinos». Arnal ha añadido que a pesar de esta reducción «los ayuntamientos tenemos que hacer malabarismos financieros para prestar los mismos servicios públicos».

Arnal ha manifestado que la actividad económica «se ha visto mermada entre ambas anualidades a pesar de los anuncios del Gobierno de Rajoy de que empezamos a salir de la crisis; en nuestra comarca cabe destacar que, desgraciadamente, tenemos 800 parados más desde que Rajoy accedió al poder, sin olvidar que prometió la creación de más de 3 millones de puestos de trabajo en toda España, una promesa incumplida como muchas otras».

La ejecutiva comarcal socialista ha exhortado a los ayuntamientos del Camp de Túria gobernados por el Partido Popular «a ser reivindicativos ante la Generalitat Valenciana y el Gobierno de España en conseguir una mejor financiación económica para que no se ponga en peligro el estado de bienestar y la calidad de vida que durante años hemos podido disfrutar y que tanto costó conseguir a muchas generaciones».

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*