El PSPV de Llíria denuncia un retraso de 2 años en un PAI y un sobrecosto de 3 millones de euros

El PSPV de Llíria ha denunciado que las obras de urbanización del programa de actuación integrada (PAI) ST-1 ubicado en el área este de la capital edetana acumula ya un retraso de dos años a causa de los conflictos internos en el seno del equipo de gobierno del Partido Popular, a los que hay sumar los problemas surgidos con los propietarios de los terrenos que deben pagar elevadas sumas de dinero por llevar adelante este plan urbanístico. Además, existe un sobrecoste de casi 3 millones de euros.

El grupo socialista recuerda que este PAI -ubicado entre los términos de Llíria y Benissanó- debía estar ya terminado y a pleno rendimiento desde el verano del año 2012 pero su finalización se ha demorado considerablemente por las dos razones anteriores y por la grave crisis económica actual que impide a las empresas promotoras terminarlas. Además, el PAI arrastra un sobrecoste de cerca de 3 millones de euros al pasar de los 9’2 millones de la adjudicación inicial a los cerca de 12 millones de la actualidad.

De momento, se han ejecutado un 90% de las obras globales previstas en el polígono a través de una gestión indirecta de las mismas sobre suelo urbanizable terciario y todavía queda un 10% de las obras consistentes en los acabados sufragados en su totalidad por los propietarios de las parcelas y los terrenos cuya extensión supera los 120.000 metros cuadrados en total. El retraso de las obras impide que el ayuntamiento pueda recibir el proyecto y, por tanto, no se puede llevar a cabo ningún tipo de actividad en el interior del mismo.

El PSPV ha censurado la actuación del equipo de gobierno «por querer desarrollar un plan urbanístico en el momento económico menos apropiado para los propietarios de los terrenos y los comercios y actividades que se realizan en el interior del mismo hasta el punto que muchos de ellos han sido embargados por no poder afrontar las cuotas de urbanización obligatorias; el alcalde, desgraciadamente, no ha tenido el más mínimo detalle ni sensibilidad con los dueños de los negocios por los impagos».
El grupo socialista ha añadido que la desidia «del PP y del equipo de gobierno ha supuesto unas pérdidas enormes para estos vecinos y un sobrecoste doloroso que tienen que afrontar los dueños de los terrenos».

El PSPV de Llíria ha denunciado, asimismo, la «discriminación» que provoca la falta de finalización de las obras ya que «mientras algunos establecimientos y negocios pueden desarrollar su actividad con absoluta normalidad otras no pueden abrirse porque las obras no se han recibido, lo que significa un estrangulamiento para el porvenir de algunas familias interesadas en asentarse en la zona con la apertura de nuevos negocios».

En algunos casos, los impagos han provocado que algunas familias englobadas en este programa urbanísticos pierdan sus terrenos que se han subastado públicamente para cobrarse las deudas. Por ejemplo, a una familia le embargaron una parcela por un valor de 1’1 millones de euros para cobrarse un débito de 478.975 euros que mantenía con el agente urbanizador.

El PSPV, por último, ha censurado el comportamiento del equipo de gobierno del PP «en situación de paradero desconocido durante los últimos años por la actual situación generada por las decisiones a todas luces inapropiadas ya que decidió llevar a cabo planes urbanísticos sin tener en cuenta que el momento económico no era el más idónea para las empresas y particulares propietarios de los terrenos afectados por los mismos».

Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*