Fotogalería de la exitosa Escuela de Pascua 2018 en Cheste

En la Escuela de Pascua de Cheste en la que participaron 79 niños y niñas de los ciclos de Infantil y Primaria.
En la Escuela de Pascua de Cheste en la que participaron 79 niños y niñas de los ciclos de Infantil y Primaria.
En la Escuela de Pascua de Cheste en la que participaron 79 niños y niñas de los ciclos de Infantil y Primaria.
En la Escuela de Pascua de Cheste en la que participaron 79 niños y niñas de los ciclos de Infantil y Primaria.

El pasado 3 de abril comenzó una nueva edición de la Escuela de Pascua de Cheste en la que participaron 79 niños y niñas de los ciclos de Infantil y Primaria. Durante cuatro días los más pequeños pudieron disfrutar de actividades variadas bajo la premisa del ‘ocio activo y educativo’.

En esta edición la escuela se ha desarrollado en el CEIP

Francisco Giner de los Ríos, aunque desde la organización se han querido incorporar otros espacios al aire libre como el Parque de la Lomiquia o el Polideportivo municipal.

“Este año el hilo conductor ha sido la historia de un conejo de Pascua que estaba triste porque no tenía sus huevos de la felicidad, así que les planteamos que entre todos tenían que encontrarlos a través de diferentes pruebas colaborativas que iríamos desarrollando durante los cuatro días”, explica la coordinadora de la escuela, Alba Doménech. “Los niños y niñas se han divertido mucho con actividades que fomentan valores como el respeto y la cooperación y en las que se ha trabajado la creatividad y la imaginación, el deporte o la ciencia”.

La escuela contó con seis monitores y monitoras que trabajaron con seis grupos, tres para Infantil y tres para Primaria. “La implicación de los monitores y monitoras es fundamental para el éxito de la escuela y esa ha sido una de las claves para que los niños y niñas hayan disfrutado y aprendido tanto”, señalaba Doménech.

Entre las actividades llevadas a cabo se encuentran dinámicas grupales, talleres de manualidades, una gymkana con juegos cooperativos y actividades de expresión, experimentos científicos, juegos tradicionales de Pascua, retos de búsqueda y exploración, un taller de teatro, otro de risoterapia y una fiesta de disfraces que puso el broche final a los cuatro días de escuela.

“Los niños y niñas han disfrutado de una escuela de Pascua divertida y de alto valor educativo a través de un montón de actividades que han girado en torno al ‘juego’ y que les han permitido socializar desde el respeto y la colaboración, en un ambiente afectivo y de aprendizaje para la vida”, explicaba Mª Ángeles Llorente, concejala de Educación.

Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*