Fotogalería: Millares celebra su tradicional Encuentro de Resurrección a pesar de las adversas condiciones meteorológicas

Post també disponible en: Valencià

A pesar de las adversas condiciones meteorológicas, el 31 de marzo, Domingo de Resurrección, la población de Millares ha celebrado, dentro de los actos de la Pascua, El Encuentro, fiesta declarada de interés turístico local de la Comunitat Valenciana.

Aitana Grau Gómez ha sido este año la joven encargada de quitar el manto que cubría la imagen de la Virgen.

Anterior a ese emotivo momento, y no menos emotivas, han sido las participaciones de las jóvenes que la acompañaban. Su hermana Carla, que ha espolvoreado el manto, y sus compañeras Aída, Bárbara, Ciara, Galia, Irene, María, Masha, Nastya, Paula E., Paula G. y Raquel, que de manera individual, han quitado las agujas que sujetaban el manto de la virgen.

Las andas para transportar en procesión las imágenes de la Virgen y de Jesucristo, así como los guizques, han sido portados por familiares, amigos y allegados de las participantes.

Como cada año, el acto ha sido dirigido con maestría por Ángel Gómez.

Como sigue siendo habitual, y desde hace más de cuarenta años, la Unión Musical Millarense ha puesto ritmo y melodía a este singular evento religioso-festivo, con la interpretación de marchas de procesión, la Marcha Real y pasodobles.

Una tradición declarada de interés turístico local de la Comunitat Valenciana

La Procesión del Santo Encuentro se realiza la mañana del Domingo de Pascua y consiste en la confrontación de la Virgen con Jesús resucitado, donde ambas imágenes se encuentran en la Plaza Mayor del pueblo, llevadas por los portadores de la Virgen y las feligresas. 

El acto consiste en que la chica encargada de quitar el manto, elige a su corte para quitar las correspondientes agujas que envuelven el citado manto, elige a su vez, a la chica que espolvorea el manto y lo prepara para su posterior retirada, y a sus costaleros, los cuales se encargan de pasear las imágenes por el recorrido habitual de la procesión y la Plaza Mayor.

Esta es una tradición muy antigua que realizaba por quintas, siempre la chica más mayor de la quinta era la encargada de quitar el manto. Ahora, debido a que hay menos gente joven que reside en el municipio, pueden participar todas y cada una de las chicas que forman parte de la quinta, ya no es solamente la de mayor edad.

Además que en estas fechas primaverales y siempre, Millares ofrece belleza paisajística acompañada de una rica gastronomía, historia y tradición para ser disfrutada por el turismo.

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*