La Diputació aprueba 55 obras de mejora en espacios y servicios públicos de la comarca Requena-Utiel 

Post també disponible en: Valencià

Los nueve municipios y las dos mancomunidades de la comarca licitarán y ejecutarán más de medio centenar de proyectos subvencionados por el Plan de Inversiones 2022-23 de la corporación provincial con 5,7 millones de euros

Entre las solicitudes validadas, hay 16 proyectos de infraestructuras, espacios públicos y servicios; destacando también las 12 dedicadas a urbanismo y accesibilidad, y las 10 de instalaciones deportivas 

El vicepresidente Carlos Fernández Bielsa destaca que este programa es “un plan de valores que premia el desarrollo sostenible, sobre la base de la igualdad, la objetividad y la autonomía local”

La Diputació de Valéncia ha dado luz verde a 55 proyectos de mejora de espacios y servicios públicos presentados en la comarca Requena-Utiel, compuesta por nueve ayuntamientos y las mancomunidades de Tierra del Vino y El Tejo, para una aportación total de más de 5,7 millones de euros. Estas actuaciones, que licitarán y ejecutarán los propios consistorios a lo largo de este año y el próximo, serán subvencionadas íntegramente por la Diputación en el marco del Plan de Inversiones 2022-23, que ha aprobado un total de 1.473 solicitudes en la provincia con un presupuesto global de 144 millones de euros.

El pleno de septiembre de la institución provincial validó por unanimidad la propuesta presentada por el diputado de Cooperación Municipal, Carlos Fernández Bielsa, que incluye más de medio centenar de proyectos presentados por los consistorios de la comarca. Chera ha sido el municipio que ha distribuido la asignación del Plan de Inversiones en un mayor número de actuaciones, con 13; mientras que Requena la destinará a 11 proyectos, Venta del Moro a ocho y Utiel a seis. Otros municipios han apostado por concentrar su asignación en actuaciones de mayor calado, como Camporrobles y Sinarcas, con tres cada una, y Villargordo del Cabriel, con dos intervenciones.

Las cifras definen por sí solas este “programa de valores que permite a los municipios priorizar sus necesidades, que premia las estrategias de desarrollo local y la sostenibilidad y apuesta por la eliminación de la burocracia y la ayuda incondicional a los pueblos pequeños, que son los que más lo necesitan”. En el caso de los municipios de la comarca Requena-Utiel, la totalidad de los proyectos aprobados serán directamente licitados y ejecutados por las corporaciones locales, una de las grandes novedades del plan en su intento de “agilizar las tramitaciones y ejecutarlas con mayor rapidez”, como explica el propio Bielsa.

El vicepresidente y responsable de Cooperación recuerda que los alcaldes y alcaldesas, en consenso con los equipos municipales y las vecinas y vecinos de cada pueblo, son los que han decidido a qué obras o actuaciones destinan el dinero. “Eso no cambia, pero hemos dado un paso más con el fin de permitir a los técnicos de los ayuntamientos dar el visto bueno a los proyectos, lo que servirá para mejorar los tiempos del proceso de licitación de cada obra y su posterior ejecución”.

Infraestructuras y urbanismo

Otra de las características de este plan inversor de la Diputación es que prácticamente la mitad de las solicitudes presentadas por los ayuntamientos coinciden con uno o varios de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) bonificados en el plan, caso de la eficiencia energética, las redes de saneamiento, la mejora de la accesibilidad o nuevas zonas verdes en espacios urbanos. Muchos de estos proyectos combinan actuaciones en distintos ámbitos, como puede ser la repavimentación de calles, la renovación de las canalizaciones de agua potable y la instalación de alumbrado eficiente en la zona.

Un ejemplo son los 260.000 euros que destinará Camporrobles a la sustitución de tuberías de abastecimiento de agua y la integración de zonas verdes en la ‘isla de calor’ de la plaza de España; o los 177.000 euros de Sinarcas para la rehabilitación energética y la adecuación de espacios en el hogar del jubilado y el centro de juventud. 

En cifras globales, el pleno provincial ha aprobado 16 obras de mejora en infraestructuras y servicios públicos solicitadas por los ayuntamientos de la comarca, siendo este el ámbito con mayor número de intervenciones. Le siguen las actuaciones de urbanismo y accesibilidad (12); las inversiones en instalaciones deportivas (10) y la renovación de redes de saneamiento (8).

En este sentido, Fernández Bielsa pone en valor la responsabilidad de alcaldes y alcaldesas al presentar proyectos que “responden a las inquietudes y demandas vecinales, pero también a las necesidades de cada municipio con actuaciones que en ocasiones no son tan vistosas pero que deben ejecutarse”. 

Otras actuaciones en la comarca

Las actuaciones proyectadas por los ayuntamientos de la comarca Requena-Utiel se enmarcan en distintos ámbitos. Así, Villargordo del Cabriel sustituirá una tubería de abastecimiento de agua y eliminará barreras arquitectónicas en diferentes espacios. Caudete de las Fuentes, por su parte, concentrará la mayoría de su asignación en dos obras: un pozo en Bicuerca, y la urbanización de las calles Valencia, Arco, Barranco y Castillo. Utiel, entre otras actuaciones, habilitará un espacio degradado en la calle García Berlanga para transformarlo en una zona urbana peatonal; mientras que Chera, que ha decidido diversificar su presupuesto en un gran número de obras, apuesta especialmente por la mejora de infraestructuras, espacios públicos y servicios.

En el ámbito deportivo también encontramos obras de envergadura, como en Fuenterrobles, que invertirá casi 200.000 euros en instalar césped artificial en el campo de fútbol; Requena, que construirá pistas de pádel en un edificio multifuncional, con un presupuesto de 220.000 euros; o Venta del Moro, que dedicará más de 72.000 euros a un campo de fútbol sala y la renovación del suelo del frontón en la aldea de Las Monjas.

Otros proyectos destacados, por presupuesto, son la reurbanización de la calle Beato Gálvez de Utiel (387.000 euros); la reforma del edificio y las instalaciones del antiguo matadero de Requena para convertirlo en sede de la brigada municipal (224.000 euros); la sustitución de la tubería de abastecimiento de agua, con repavimentación y eliminación de barreras arquitectónicas en Sinarcas (214.000); o la reurbanización de diferentes calles de Venta del Moro (254.000).

En cuanto a las mancomunidades de la comarca, la del Tejo adquirirá un camión con cesta elevadora y diferentes módulos de escenario para los eventos de los municipios mancomunados (82.000 euros en total); mientras que Tierra del Vino destinará sus casi 137.000 euros a la adecuación de la perrera comarcal, dotándola también de un vehículo, y también en reformar la segunda planta de la sede de la mancomunidad para hacer despachos multiusos.

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*