La Diputació destinó en 2020 cerca de 350.000 euros para evitar riesgos geológicos en siete municipios

Post també disponible en: Valencià

Los municipios que solicitaron las ayudas en 2020 fueron Benagéber, Chelva, Olocau, Utiel, Casas Altas, Cullera y Ademuz, en dos ocasiones

La vicepresidenta de la Diputació y responsable del área de Medio Ambiente, Maria Josep Amigó, destaca que “en estas actuaciones prima la seguridad de la ciudadanía y de las infraestructuras”

El área de Medio Ambiente de la Diputació de València ha destinado a lo largo de 2020 cerca de 350.000 euros en actuaciones para minimizar riesgos geológicos en siete localidades. En todos los casos “el objetivo era garantizar la seguridad de la ciudadanía y de las infraestructuras e inmuebles afectados”, explica la vicepresidenta de la Diputació y responsable del área de Medio Ambiente, Maria Josep Amigó.

La mayoría de estos trabajos se han realizado por emergencia “debido, principalmente, a desprendimientos de bloques de piedra y deslizamientos por las lluvias”, apunta Maria Josep Amigó. Las ayudas han oscilado entre el 90 y el 97,5% del importe total del proyecto según el padrón municipal.

En 2020 se realizaron trabajos de minimización de riesgos geológicos en Benagéber y Olocau, en la comarca del Camp de Túria; Chelva, en la Serranía; Cullera, en la Ribera; Utiel, en la Plana de Utiel; y Casas Altas y Ademuz, en la comarca del Rincón de Ademuz.

Las obras han consistido en la reconstrucción de un muro en el camino del pantano de Benagéber; la reparación de desprendimientos en la ermita del Remedio de Chelva; la restauración del muro de piedra de la fuente de la Salud; la construcción de un muro en el paraje del Remedio de Utiel y el camino a la aldea de Estenas; la reparación de un muro en la calle Barraca de Casas Altas; la colocación de pantallas metálicas dinámicas para evitar desprendimientos en el IES Blasco Ibáñez de Cullera; y la reparación del muro de contención de la calle Boticario de Ademuz y la instalación de una red de cables para evitar desprendimientos en la ladera norte de Ademuz.

Las obras realizadas en 2020 suponen un incremento respecto al 2019, cuando se ejecutaron trabajos en Zarra, Chelva y Oliva; y los seis de 2018 en Macastre, Xàtiva, el Palomar, Estivella, Tavernes de la Valldigna y Ademuz.

Los ayuntamientos pueden solicitar, a lo largo de todo el año, ayuda a la Diputació para este tipo de intervenciones. De hecho, en 2021 ya se ha construido un muro en el barranco de la Daia para evitar deslizamientos en la calle Cotalba de Alfauir.

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*