La Guardia Civil procede contra 58 personas por la sustracción de más de 89.000 kilos de algarrobas en La Hoya de Buñol-Chiva

El modus operandi es el del hurto al descuido del producto agrícola y su posterior falsificación del documento DATA.
El modus operandi es el del hurto al descuido del producto agrícola y su posterior falsificación del documento DATA.

Post també disponible en: Valencià

El modus operandi es el del hurto al descuido del producto agrícola y su posterior falsificación del documento DATA.
El modus operandi es el del hurto al descuido del producto agrícola y su posterior falsificación del documento FECHA.

Según han informado fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Valencia, dentro de los servicios establecidos de forma permanente para evitar el robo y comercio ilegal de productos del campo en explotaciones agrícolas y en establecimientos de compra de esta mercancía, la Guardia Civil procedió a la detención de «58 personas 46 hombres y 12 mujeres, 55 por delitos de falsedad documental y 3 por delitos de receptación con edades comprendidas entre los 19 y 60 años, de nacionalidades española, marroquí, búlgara, rumana y paquistaní».

Según las mismas fuentes, «en fecha 31 de enero de 2019, por parte del Equipo Roca de la Guardia Civil de la Compañía de Requena, junto al Área de investigación del Puesto Principal de Requena, en el marco del Plan Contra las sustracciones en Explotaciones agrícolas y ganaderas, tras las gestiones e investigaciones realizadas, se procedía a dar por finalizada la operación «caroube», iniciada el pasado día 17 de septiembre de 2018, con el resultado final de 55 detenidos por la comisión de 55 delitos de falsedad documental y 3 detenidos por la comisión de 3 delitos de recepción. Todos estos delitos relacionados con la pasada temporada de recolección de la algarroba».

«Al tener conocimiento en la fecha señalada de inicio, sobre las cuantiosas y continuadas sustracciones de algarroba que se estaban produciendo en varias fincas agrarias existentes en la demarcación de Buñol y en otras localidades vecinas, se dio comienzo a la Operación «caroube», iniciándose varias vías de investigación, tanto presenciales como documentales, a fin de averiguar las autorías de los mencionados hurtos y la inmediata paralización de esta actividad delictiva», añadieron.

«Como punto de partida de dicha investigación se llevaron a cabo numerosas inspecciones en todos los almacenes y depósitos de algarroba de las localidades de Buñol, Alborache, Yátova y Turís, llegando a analizar 2.834 documentos de Acompañamiento y Trazabilidad Agraria, de los cuales y tras una exhausta comprobación de todos los datos manuscritos en dichos DATA, se detectaron 307 documentos falsificados, los cuales amparaban la venta de más de 89.000 kilos de algarroba supuestamente sustraída y que podían haber generado a los autores de los hurtos unos ingresos de alrededor de los 45.000 euros, según precio de venta medio en el mercado».

«En el marco de dicha operación «caroube», y como segunda fase de la misma, por parte de los agentes del Equipo Roca y Área de Investigación de Requena se desplazaron a las localidades de Alborache, Yátova, Macastre, Turís, Valencia y Buñol, entre otros, a fin de entrevistarse personalmente y tomar manifestación a todas las personas perjudicadas, los datos personales e incluso firmas habían sido manuscritos sin su autorización en dichos documentos».

«Con fecha 3 de enero de 2019 finalizó la toma de manifestaciones de los perjudicados, pudiendo comprobar la existencia de 55 delitos de falsedad documental, así como la existencia de 3 delitos de receptación por parte de algunos almacenes agrícolas de las localidades antes mencionadas».

En fecha 12 de enero se comenzó la tercera y última fase de la operación, «procediendo desde este día en la localización e inmediata detención de los autores de los 58 delitos reseñados, dando por finalizada la operación «caroube» con fecha 31 de enero de 2019».

«Hurto al descuido»

Según informaron desde la Comandancia de la Guardia Civil, el modus operandi es el del hurto al descuido del producto agrícola y su posterior falsificación del documento DATA, que acredita la legal procedencia del mismo, para así poder venderlo a los almacenes destinados al efecto.

«Estas actuaciones se suman a las ya realizadas de forma continua por los diferentes Equipos Roca de la Guardia Civil de Valencia que gracias a su preparación, especialización y esfuerzo diario, junto con la colaboración constante de los agricultores evitan y persiguen incesantemente la comisión de cualquier hecho delictivo relacionado con el mundo agrícola », han finalizado desde la Comandancia.

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*