La nueva Diputación aporta 16’6 millones de euros para garantizar la adhesión de los municipios valencianos al programa XarxaLlibres

La nueva Diputación de Valencia transferirá un total de 16.600.000 euros “para garantizar la adhesión de todos los municipios valencianos al programa XarxaLlibres”, según ha anunciado el presidente Jorge Rodríguez tras reunirse con el secretario autonómico de Educación, Miquel Soler.

En el transcurso de la sesión, ambos dirigentes acabaron de establecer los mecanismos de gestión y transferencias. Así, según confirmó el presidente Jorge Rodríguez, “además de los 8’3 millones acordados, el gobierno de la Diputación transferirá otros 8’3 millones a la Conselleria de Educación para avanzar la parte municipal de aquellos ayuntamientos que no dispongan de liquidez”.

La reunión mantenida en el Palau de la Batlia supone el paso definitivo para asegurar el acceso al programa a todos los ciudadanos. “La posible falta de liquidez o de previsión presupuestaria no podrá ser excusa para la adhesión de los ayuntamientos al plan de libros de texto gratuitos propuesto por la Generalitat”, aseguró el presidente de la Diputación de Valencia.

Tal como ya indicó en la presentación del programa, el presidente Jorge Rodríguez destacó que “tras detectar que algunos algunos municipios podían tener problemas para hacer frente a este gasto, consideramos que la Diputación debía hacer un esfuerzo suplementario para hacer posible que la educación valenciana pueda ser este mismo curso universal y gratuita».

“Desde el principio hemos dicho que el dinero de los ciudadanos tiene que destinarse a resolver sus problemas, y por tanto la Diputación de Valencia estará siempre apoyando cualquier iniciativa en esta dirección”, arguyó.

Las cantidades avanzadas por la Diputación deberán ser consignadas por los ayuntamientos en los presupuestos municipales del próximo ejercicio asegurando así la provisión económica de este año y facilitando la previsión para el próximo ejercicio.

Plan XarxaLlibres

Cabe recordar que el Plan XarxaLlibres para escolares de primaria y secundaria de los centros públicos, anunciado por el presidente del Consell, Ximo Puig, contempla que las familias reciben en este curso 200 euros por la compra de los libros de texto. Tal como se anunció, las familias que hayan comprado los libros deberán guardar la factura para presentarla antes del final del primer trimestre del curso a los ayuntamientos, los cuales gestionarán la devolución de 100 euros, y los otros 100 a finales de curso, al devolver las familias los libros en buen estado a los centros educativos, para la creación de un banco de libros público para el siguiente curso.

En ambos casos se proponía que estas aportaciones las financiaran a partes iguales los ayuntamientos, diputaciones y Generalitat, pero en el caso de la provincia de Valencia, tras la medida anunciada por Jorge Rodríguez, y ratificada ayer tras la reunión con el secretario autonómico de Educación, los primeros 100 euros serán asumidos al 66’6 por ciento por la Diputación de Valencia y el 33 por ciento restante por la Generalitat, eximiendo así a los ayuntamientos de esa parte del gasto.

Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*