Las aldeas de Requena comienzan a recuperar población

Post també disponible en: Valencià

Después de una continua pérdida de población de las pedanías requenenses en mayor medida que la de la urbe, parece que, según las estadísticas del INE a fecha 1/1/2020, en el 2019 se ha producido un ligero punto de inflexión en algunas aldeas. Quizás sea el redescubrimiento de una calidad de vida mejor que en las ciudades, un cambio de moral o un cambio en el sistema de producción de nuevas bodegas y negocios dirigidos por jóvenes empresarios.

No todas las aldeas han sufrido este cambio de igual manera en 2019. 

Según datos del Partido de Requena y Aldeas, destacan por su crecimiento: las pedanías de Los Cojos 10 hab, (11,76%), Barrio Arroyo 9 hab. (11,69%), Casas de Eufemia 8 hab. (7,41%), Campo Arcís 26 hab. (6,85%), El Pontón 21 hab.  (5%).

Crecen poco o son estables: San Antonio (15), San Juan (3), Los Pedrones (6), La Portera (4) , El Azagador (0), El Derramador (0), Casas del Río (0). Las Nogueras (1), Penén (1), Roma (2), La Cañada (1), Villar de Olmos (0).

Decrecen ligeramente Calderón (-1), Casas de Soto (-1), El Rebollar (-5), Hortunas (-3), Los Duques (-4), Los Isidros (-7), Los Ruices (-5).
El total de habitantes en las pedanías pasa de 4175 a 4252, produciéndose un aumento de 77 habitantes, cosa que no se repetía desde 2012, cuando en conjunto llegaron a 4594 hab., un crecimiento de 1,85%.
Mientras, Requena ciudad crece de 16117 a 16189 hab., 74 hab., a un ritmo de tan sólo un 0,46%, y San Antonio crece de 1795 a 1810, 15 hab., un 0,83%.
Las aldeas menores, sin San Antonio, pasan de 2380 a 2442 hab., crecen 62 hab., un 2,61%.
Y como caso excepcional, El Pontón ha doblado su población desde 2007, mientras los demás decrecían, pasando de 211 a 437 hab., aumentan en 226, que es un 107%,  a 1 de enero de 2020.

Seguro que todos hemos observado como durante la pandemia (estas estadísticas aún no reflejan el año 2020) “el fuerte incremento de compra de casas en las aldeas y pueblos, lo que parece apreciar este fuerte interés a volver vivir en nuestro mundo rural “ afirman desde la formación política de ámbito municipal. “Así que -añaden- esperamos con ilusión los nuevos datos poblacionales de 2020. Si además de esta ilusión, las autoridades consintiesen en aportar su granito de arena en la mejora del entorno de nuestras pedanías y patrimonio en general, quizás nuestro municipio podría lograr un vuelco generacional positivo por fin”. Informa, Luis Ibáñez.

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*