Buñol recuerda a sus cuatro vecinos deportados a Mauthausen-Gusen en el Día internacional en memoria de las víctimas del Holocausto

Post també disponible en: Valencià

Hoy, 27 de enero, se cumplen 76 años desde que el ejército rojo liberó Auschwitz-Birkenau

La UNESCO rinde tributo a la memoria de las víctimas del Holocausto y ratifica su compromiso de luchar contra el antisemitismo, el racismo y toda otra forma de intolerancia que pueda conducir a actos violentos contra determinados grupos humanos. El 27 de enero se conmemora la liberación en 1945 por las tropas soviéticas del campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau, a este lugar fueron enviadas cerca 1.300.000 personas, de las cuales murió el 90%, en su mayoría judíos. Durante la Segunda Guerra Mundial, aproximadamente 6.000.000 de personas murieron producto del odio, el antisemitismo y la xenofobia.

En el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto, desde el Ayuntamiento de Buñol se ha querido recordar a millones de personas romaníes, homosexuales, antifascistas, personas con diversidad funcional, entre otras, encerradas y exterminadas en los campos de exterminio nazis.

Entre los millones de personas víctimas del Holocausto y los campos de concentración, Buñol recuerda hoy a sus cuatros vecinos que fueron deportados a los campos de Mauthausen y Gusen. Tres murieron y uno logró sobrevivir.

Jaime Boldó Zanón, deportado a Mauthausen en 1940 y a Gusen en 1941. Falleció el 20 de noviembre de 1941 en el Campo de Gusen. Cuando murió en el campo de concentración tenía 43 años.

Vicente Carrascosa Carrascosa, deportado a Mauthausen en 1940. Logró sobrevivir y fue liberado en 1945.

Rafael Gálvez Benlliure, deportado a Mauthausen en 1941 y cuatro meses más tarde a Gusen. Falleció el 15 de noviembre de ese mismo año en el Campo de Gusen. Cuando murió en el campo de concentración tenía 29 años.

Virgilio Vallés Mas, deportado a Mauthausen en 1940. Falleció el 13 de marzo de 1943 en el Campo de Gusen. Cuando murió en el campo de concentración tenía 28 años.

«Los genocidios y otros crímenes atroces siguen ocurriendo en varias regiones del mundo, y estamos presenciando un aumento mundial del antisemitismo y de los discursos de odio. ¡En su memoria! ¡Nunca más!», han finalizado desde el Ayuntamiento de Buñol.

Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*