Riba-roja concede 175 ayudas económicas a pensionistas, jubilados y personas con discapacidad para la compra de las tarjetas de FGV y el tranvía a Valencia y área metropolitana

Post també disponible en: Valencià

La Junta de Gobierno Local apruebas la concesión de estas tarjetas que tendrán una duración de doce meses en total y facilita los desplazamientos al resto de las localidades valencianas  

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha aprobado la concesión de ayudas económicas a 175 personas jubiladas, pensionistas y con una discapacidad igual o superior al 65% o incapacidad permanente –total o parcial- para la compra de las tarjeas anuales sin contacto de FGV (TSC) para las zonas AB y el tranvía correspondiente al ejercicio 2022-2023 y que supone una inversión de hasta 4.860 euros en total. 

Las ayudas han sido validadas por la Junta de Gobierno Local de Riba-roja de Túria a través de las bases reguladoras de las mismas para su uso durante los años 2022 y 2023 por parte de los beneficiarios que en los plazos previstos procedieron a su solicitud. En total se han concedido un total de 175 concesiones de ayudas para la compra de las citadas tarjetas que permite una mejor conexión entre esta localidad y la capital valenciana, además del resto del área metropolitana. 

La resolución municipal de Riba-roja de Túria contiene hasta un total de 44 nuevas altas de usuarios de este servicio de transporte público que recibirán la correspondiente ayuda para la compra de la tarjeta anual, con una cuantía que oscila entre los 25’5 y los 35’5 euros cada uno de ellos, en función de los requisitos y criterios que cada uno de ellos han cumplido. En total, las nuevas altas han supuesto una inversión municipal de 1.312 euros en total. 

Además, el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha concedido otras 128 ayudas económicas para aquellas personas que han renovado la tarjeta que, previamente, ya utilizaban, con un valor total de hasta 3.548 euros en total. Con estos datos, las cifras alcanzan los 175 beneficiarios –a falta de la corrección de algunos requerimientos de otras 3 personas- en total mientras que el desembolso económico municipal se sitúa en los citados 4.860 euros globales. 

En el caso de las renovaciones de las tarjetas anuales para cada una de las personas beneficiarias cada una de las ayudas económicas se sitúa en una horquilla entre los 23’5 y los 35’5 euros en total, en función también de los criterios aportados para cada caso. 

El objetivo principal de estas ayudas por parte del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria se centra en facilitar la adquisición del bono-metro a los pensionistas, los jubilados y discapacitados o con una discapacidad igual o superior al 65% censados en la localidad, de forma que la subvención supone financiar una parte notable del coste de la adquisición y el establecimiento de una única modalidad, a razón del TSC anual para las zonas ABCD de FGV y el tranvía en la capital valenciana. 

La duración de estas tarjetas se sitúa en un total de doce meses, a través de un convenio en el que el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria actúa como entidad colaboradora, de forma que recogerá los ingresos de los beneficiarios de la subvención y aporta, a su vez, la parte de la ayuda para la compra de la tarjeta. FGV factura al ayuntamiento por la totalidad de las tarjetas solicitadas. Se trata de una subvención en metálico con la finalidad de adquirir la tarjeta de transporte que se justifica con la factura del bono que se pretende directamente al consistorio. 

Entre los requisitos que se exigen a los peticionarios de las tarjetas cabe destacar que deben ser un pensionista jubilado, cónyuges de pensionistas que residan en el mismo domicilio y que estén casados, menores de 65 años con diversidad funcional igual o superior al 65%, pensionistas con orfandad, mientras esté vigente la pensión hasta su expiración y, por último, para cónyuges sin ninguna prestación y cuya pareja también haya solicitado la TSC, la cantidad a abonar será de 60 euros para ambos. 

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha subrayado la importancia de “apoyar a las personas jubiladas y pensionistas para la adquisición de estas tarjetas con las que fomentamos el uso del transporte público y al mismo tiempo facilitamos los desplazamientos de estas personas a la capital o a otros municipios del área metropolitana, en una forma de vertebración social muy importante en el global de la Comunitat Valenciana”. 

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*