Varios millones de vides están en peligro de perderse por la falta de agua en la comarca de Requena-Utiel

Varios millones de vides podrían morir durante el próximo verano en la comarca Requena-Utiel, por desecación, si no se producen lluvias abundantes de forma inmediata. Según el testimonio de titulares de explotaciones vitícolas “hay varios miles de hectáreas donde las vides apenas han alumbrado débiles brotes que además tienen paralizado su crecimiento ante la falta de humedad de la tierra”. “Estas vides –añaden- morirán por desecación cuando llegue el próximo periodo estival, si en breve, no se registran lluvias importantes”.
De hecho, en zonas colindantes con masas forestales los viticultores afirman que “hay muchas vides que ni siquiera han brotado” .
La situación más crítica se está dando en la zona sudoeste del municipio de Requena y en el sur de Venta del Moro, que son las zonas con menor pluviometría; pero también, aunque en menor medida, hay parcelas gravemente afectadas en el resto de la comarca Requena-Utiel.
Los viticultores aseguran que “el cultivo de la viña será el más afectado por la grave sequía que se registra en la zona, porque reponer las cepas muertas lleva un coste económico muy elevado y tendrían que pasar varios años para que las nuevas vides que se replanten entren en producción”. “Esta situación-agregan- va a poner en riesgo de desaparición a las pequeñas cooperativas por la fuerte disminución de entrada de uvas que va a provocar la sequía, tanto este año, como en los siguientes, hasta que se regenere el viñedo dañado”.
Los almendros también se resienten.
Otro cultivo que, según los agricultores, se está viendo también gravemente afectado por la sequía es el del almendro. En este sentido concretaron que “muchas almendras por la falta de agua en la tierra se ponen amarillentas y después se secan”. Informa Luis Ibáñez.

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*