Vicente Mompó, nuevo presidente de la Diputació de València con el apoyo de Vox y el voto de Ens Uneix a sí mismo

Post també disponible en: Valencià

El candidato del Partido Popular recibe la vara de mando de la corporación provincial en segunda votación, con el respaldo de los 13 representantes del PP y los dos diputados de Vox.

La diputada de Ens Uneix, Natalia Enguix, se vota a sí misma en dos ocasiones y no deshace un empate entre bloques que concede la Presidencia de la institución al partido con mayor representación.

Vicente Mompó, candidato del grupo popular, ha sido elegido este viernes presidente de la Diputació de València con los votos de los 13 representantes de su partido y de los dos diputados de Vox. El voto a sí misma, en primera y segunda ronda, de la candidata de Ens Uneix, Natalia Enguix, no ha permitido deshacer el empate entre el candidato socialista, Carlos Fernández Bielsa, y el propio Mompó, que ha sido investido presidente al liderar el grupo con mayor representación en la corporación provincial.

La sesión se ha iniciado pasado el mediodía en medio de una gran expectación. Al pleno de constitución de la corporación provincial para la legislatura 2023-2027 han asistido el nuevo ‘president’ de la Generalitat, Carlos Mazón; la presidenta de Les Corts, Llanos Massó; la delegada del Gobierno en la Comunitat, Pilar Bernabé; la alcaldesa de València, Mª José Catalá; la presidenta de la Diputación de Castellón, Marta Barrachina; el futuro máximo responsable de la de Alicante, Toni Pérez; la presidenta del Consell Jurídic Consultiu (CJC), Margarita Soler, y distintos representantes de la sociedad civil valenciana.

El primer pleno del nuevo período legislativo ha contado con el popular Paco Comes como presidente de la mesa de edad y su compañera Rocío Gil como miembro más joven. Una vez finalizado el juramento de los 31 diputados y diputadas de la nueva corporación, se ha procedido a la doble votación que ha arrojado idéntico resultado. 15 votos para el candidato del PP, Vicente Mompó, 15 votos para el socialista Carlos Fernández Bielsa y el voto que Ens Uneix ha dado a su diputada y candidata, Natalia Enguix.

Mompó tiende la mano a toda la corporación

Tras recibir la vara de mando y dar voz a los portavoces de los distintos grupos, Vicente Mompó ha pronunciado sus primeras palabras como presidente asegurando que cree firmemente en “una institución vital para las comarcas y los pueblos, en especial los más pequeños”. Una corporación que “estará siempre al lado de los alcaldes y alcaldesas de la provincia, en los buenos momentos y también en los malos; ayudará a quienes menos recursos tienen gobernando para todos, aunque piensen diferente; defenderá nuestra cultura y señas de identidad, nuestra lengua, nuestra agricultura y nuestro patrimonio, alzando la voz frente a otras instituciones cuando lo necesiten los valencianos y valencianas, con el objetivo de tener una financiación justa y de alcanzar proyectos vitales para nuestras empresas y nuestra sociedad como el Corredor Mediterráneo”.

Mompó ha abogado por una Diputación en positivo y ha tendido la mano a los 31 diputados y diputadas de la nueva corporación para alcanzar acuerdos en “este nuevo e ilusionante camino que asumo consciente de la gran responsabilidad que conlleva, dispuesto a ponerme a trabajar desde hoy mismo con todos los grupos de la institución para no fallar a las valencianas y valencianos, gente honrada, trabajadora y con palabra que merece recuperar el esplendor de la ‘millor terreta del món’”.

El nuevo presidente ha pedido a los compañeros y compañeras de la nueva corporación, ante decenas de alcaldes y alcaldesas, “sentido común” para hacer frente a los problemas, ha avanzado que colaborará desde el primer momento con las empresas valencianas y ha destacado la importancia del cap i casal, porque “lo que es bueno para València lo es para la provincia y viceversa”, de la misma manera que ha dejado claro que su prioridad será “defender nuestras señas de identidad y trabajar por nuestros pueblos y nuestra autonomía, no por otras”.

En el tramo final de su discurso de investidura, Vicente Mompó ha declarado que no se siente “ni más ni menos que nadie”. “Soy uno de vosotros”, ha manifestado el presidente de la Diputación antes de un amplio turno de agradecimientos que ha iniciado con su familia y ha terminado con La Vall ens Uneix, el partido que ha permitido su investidura en esta duodécima legislatura provincial. “Gracias por haber aceptado unas disculpas que llegaron tarde pero que son sinceras, porque el dolor que habéis tenido que soportar no lo merece nadie. Nos habéis dado una lección de honestidad y alta política, y cuento con vosotros y con el resto de miembros de esta corporación para ponernos a trabajar desde ya por cada uno de los vecinos y vecinas de nuestros pueblos”, ha concluido Mompó.

Decepción en el PSPV y Compromís

El turno de los portavoces de cada grupo lo ha abierto Natalia Enguix, la diputada de Ens Uneix, el partido del ex presidente de la Diputación Jorge Rodríguez que tenía la llave de la gobernabilidad provincial. Enguix ha lamentado, en alusión a las negociaciones entre las fuerzas progresistas que se han prolongado durante las últimas semanas, que en ocasiones “los egos y las luchas internas de los partidos, más propias de partidas de ajedrez que de la realidad que vivimos, hacen perder el norte y el verdadero objetivo de la política, que no es otro que mejorar la vida de las personas”.

La representante de Ens Uneix ha avanzado que siempre estarán dispuestos “a dar la mano y no la espalda y a pedir disculpas si nos equivocamos, pero el egoísmo de algunos políticos no puede tener cabida entre estos muros, y lo único que provoca es que pasen cosas como que hoy no haya un gobierno progresista en la Diputación”. Natalia Enguix ha insistido en que “por encima de las siglas estamos las personas”, y que “frente a los blancos y los negros existe una escala de grises en la que podemos entendernos todos”. “Creemos en los municipios y en su potencial, y esa debe ser la prioridad del ilusionante camino que hoy empezamos a recorrer”, ha finalizado.

El portavoz de Vox, Sergio Pastor, ha destacado “la función vertebradora de la Diputación, en especial en los municipios más pequeños”, y ha tendido la mano al nuevo equipo de gobierno para desarrollar políticas que mejoren la vida de los ciudadanos, fiscalizando la gestión del ejecutivo provincial. Pastor ha defendido “una Diputación fuerte frente a aquellos que han promulgado la eliminación de competencias”.

La siguiente en intervenir ha sido la portavoz de Compromís, Dolors Gimeno, quien en primer lugar ha pedido disculpas a la ciudadanía y los votantes progresistas por “no encontrar la fórmula mágica que seguro existe para que la Diputación siguiera haciendo posible políticas de izquierda”. Gimeno se ha mostrado molesta con el PSPV y especialmente con Ens Uneix, de quien ha cuestionado su progresismo, vaticinando que su decisión “le pasará factura entre su electorado al respaldar a un gobierno gris de la derecha y la extrema derecha”.

La portavoz de Compromís ha lamentado que “las personas y los rencores hayan impedido alcanzar un acuerdo con responsabilidad y mirada larga”, y ha asegurado que el grupo que encabeza “plantará cara frente al odio”.

Por su parte, el portavoz del PSPV-PSOE y candidato a la Presidencia de la institución, Carlos Fernández Bielsa, ha calificado de “error histórico imputable a un solo partido” la decisión de Ens Uneix, asegurando que “no pierden los socialistas sino los ayuntamientos y el conjunto de la sociedad valenciana, con un voto personal de un partido al que considerábamos progresista y que da paso al fanatismo y la crispación, el retorno al clientelismo, el amiguismo y el besamanos. Al tiempo”.

Bielsa no ha ocultado su decepción ante una “decisión imperdonable que nos impide prolongar una etapa de decencia que se inició en 2015 y que el presidente Toni Gaspar ha culminado convirtiendo la Diputación en una institución digna, y que ahora devuelve de forma indigna el poder a las siglas de la infamia y la indecencia en esta casa”. El dirigente socialista ha lamentado la “pena” de miles de valencianos progresistas y ha pedido al presidente de la Generalitat, Carlos Mazón, que mantenga el Fondo de Cooperación que tanto necesitan los municipios valencianos. “Haremos una oposición constructiva y útil, haciendo frente a las posturas extremistas de los que quieren recuperar un pasado ominoso”, ha concluido Bielsa.

El turno de los portavoces lo ha cerrado la popular Reme Mazzolari, quien se ha presentado como “una mujer que se siente libre y habla valenciano”, un guiño al “compromiso firme en esta tierra” que ha expuesto Mazzolari como prioridad del nuevo equipo de gobierno. La portavoz del PP ha definido al presidente Mompó como “un hombre sencillo y humilde, que conoce bien las necesidades y oportunidades de la provincia y que está dispuesto a dar la cara por las vecinas y vecinos de cada uno de los 266 municipios y las tres entidades locales menores que la forman”. Los populares, en palabras de Mazzolari, “no pretendemos gobernar como un fin en sí mismo, sino tender la mano a nuestros ayuntamientos y reclamar a otras instituciones lo que necesitamos para crecer como pueblo”.

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*