Bravo advierte que el botellón será considerado una falta grave multada con hasta 30.000 euros

Post també disponible en: Valencià

La consellera insta a las Policías Locales y al resto de las fuerzas de seguridad a que extremen la vigilancia de los lugares de mayor afluencia

La medida busca «un efecto disuasorio» porque «el 10% de los jóvenes que se ha contagiado de COVID-19 sufre secuelas muy importantes»

Las modificaciones legislativas aprobadas este viernes prohíben el consumo colectivo de cualquier tipo de bebida en la vía pública, así como la venta de alcohol a partir de las 20 horas, en toda la Comunitat Valenciana

La consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo ha destacado que el botellón será considerado «una infracción grave con multas que van desde 601 a 30.000 euros», tras haber sido aprobado por el Pleno del Consell celebrado este viernes el decreto ley que modifica el régimen sancionador contra los incumplimientos de las medidas frente a la COVID-19.

Así se ha expresado la consellera al término de la reunión de coordinación de seguridad de medidas COVID-19 presidida por el president de la Generalitat, Ximo Puig, y en la que también ha participado la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero, los máximos responsables del Cuerpo de Policía Nacional, la Guardia Civil y la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias; así como el alcalde de València, Joan Ribó, y representantes de los ayuntamientos de Alicante, Castellón y Elche, y de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias.

Durante la sesión de trabajo, se ha informado sobre la modificación del Decreto-ley 11/2020, de 24 de julio por el que se establece el régimen sancionador específico contra los incumplimientos de las disposiciones reguladoras de les medidas de prevención ante la COVID-19, que entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV).

En concreto, la norma prohíbe el consumo colectivo de cualquier tipo de bebida en la vía pública o demás espacios abiertos al público, cuando se constate por la autoridad inspectora que se impide o dificulta la adopción de las medidas sanitarias de prevención o del mantenimiento de la distancia de seguridad interpersonal.

Además, se califica como infracción grave la participación y, como muy grave la organización de reuniones, fiestas o cualquier otro tipo de acto equivalente, de carácter privado o público, que impliquen una aglomeración o agrupación de personas, cuando también «se constate por la autoridad inspectora que las circunstancias de la celebración impidan o dificulten la adopción de las medidas sanitarias de prevención o del mantenimiento de la distancia de seguridad interpersonal».

Por otra parte, el decreto incorpora la modificación de la ley de Salud Pública que permitirá avanzar la prohibición de la venta de bebidas alcohólicas en supermercados y tiendas al por menor a partir de las 20.00 horas.

Estas medidas se aplican a todo el territorio de la Comunitat Valenciana independientemente de si hay o no toque de queda en los municipios de mayor incidencia de la COVID-19.

Efecto disuasorio entre los jóvenes

La consellera ha explicado que «en este tipo de fiestas y de reuniones es donde tenemos el mayor índice de contagios, por lo que el denominado botellón se está convirtiendo en un gran factor de riesgo». Bravo ha justificado de este modo la necesidad de considerar el botellón como una infracción grave y establecer multas cuantiosas.

Para la consellera, la medida busca «un efecto disuasorio entre los jóvenes porque, aunque confiamos en ellos, debemos recordarles que el virus ataca a todos y que el 10 por ciento de los jóvenes que se contagian tienen secuelas muy importantes». Por eso Gabriela Bravo ha apelado a su responsabilidad y ha mostrado su confianza en que «cumplirán las medidas sanitarias».

La consellera ha pedido la máxima colaboración a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y en especial a la Policía Local, «porque son precisamente los ayuntamientos quienes conocen los lugares de mayor afluencia por parte de los jóvenes».

Por último, Bravo ha señalado que «no podemos consentir que las fiestas se trasladen a otros espacios donde no hay posibilidad de controlar los aforos ni de llevar a cabo ningún tipo de medida sanitaria, sobre todo el distanciamiento social».

El Consell aprueba el decreto ley que establece el botellón como infracción grave y prohíbe la venta de bebidas alcohólicas desde las 20 horas

El Consell ha aprobado el decreto ley por el que se establecen medidas urgentes relativas a la COVID-19, a través del que, entre otros aspectos, se considerará el botellón como infracción grave y se prohíbe la venta de bebidas alcohólicas desde las 20 horas hasta las 7 horas del día siguiente.

La vicepresidenta y portavoz del Consell, Mónica Oltra, ha explicado, durante su comparecencia en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Gobierno valenciano, que el decreto ley «modifica el régimen sancionador específico contra los incumplimientos de las disposiciones reguladoras de las medidas de prevención de la COVID-19 establecido en el Decreto ley 11/2020».

A este respecto, la vicepresidenta ha indicado que «hay consenso científico en que limitar la interacción social ayuda a frenar la transmisión del virus», motivo por el que la Comisión Interdepartamental acordó nuevas medidas, que entrarán en vigor la madrugada del sábado y que se mantendrán hasta el 25 de julio, «con el objetivo de proteger la salud de las personas, garantizar el control de los brotes y contener la propagación del virus».

Oltra ha señalado que las medidas adoptadas por el Consell «están encaminadas a tomar conciencia de la fragilidad; de que esta enfermedad puede impactar gravemente en cualquier persona, tenga la edad que tenga, y que no por tener menos años se está inmune a poder acabar en la UCI, o con secuelas graves o incluso de una forma fatal.»

En este sentido, la vicepresidenta ha afirmado que cuidarnos unos a otros «es fundamental».

Modificaciones

El decreto ley aprobado por el Consell modifica el régimen de infracciones, sancionando con carácter grave la participación en reuniones, fiestas y actos similares «cuando se constate por la autoridad inspectora que no se pueden mantener las medidas de prevención y distancia y se reserva la falta muy grave para la organización y celebración de estos eventos, por la mayor responsabilidad que comporta», ha explicado Oltra.

Asimismo, se modifica también la Ley 10/2014, de Salud de la Comunitat Valenciana, de manera que se prohíbe la venta de bebidas alcohólicas desde las 20 horas hasta las 7 de la mañana del día siguiente en todo tipo de establecimientos, excepto cuando la venta esté destinada a consumo en el interior del local.

En este sentido, la vicepresidenta ha insistido en que «cada vez somos más las personas vacunadas, pero todavía faltan colectivos por vacunar, por lo que, de momento, la mejor vacuna continúa siendo el cumplimiento de las medidas: mantener la distancia de seguridad, mascarilla, higiene de manos y ventilación».

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*