El alumnado de los cuatro colegios de Cheste participa en la iniciativa “Pequecinema”

Post també disponible en: Valencià

El Teatro Liceo de Cheste ha acogido este pasado martes el visionado de diferentes cortometrajes por parte del alumnado de Infantil y Primaria de los centros escolares de la localidad, en el marco de la iniciativa “Pequecinema”, impulsada por la concejalía de Educación. El primer pase, destinado a niños y niñas de Educación Infantil, ha estado compuesto por siete cortos de animación. Mientras que el segundo pase, para estudiantes de Primaria, contaba con cinco cortometrajes más complejos.

“El cine es una manifestación cultural con un alto valor educativo, ya que invita a la reflexión y al pensamiento. En este caso, el alumnado de los colegios de Cheste ha podido disfrutar de cortometrajes que transmitían distintos valores”, ha destacado la concejala, Mª Ángeles Llorente. “Agradezco a los centros su respuesta ante esta iniciativa de la concejalía de Educación que hace promoción del cine como movimiento artístico, expresivo y de promoción de valores y que esperamos seguir ofreciendo en próximos cursos escolares”.

En las siete piezas para público de Educación Infantil, los alumnos y las alumnas conocieron las historias de Otto, un ornitorrinco oficinista; Crab, un cangrejo que siempre está pellizcando; Vuela, un pájaro herido que no puede volar; Octopus, un pulpo cocinero al que uno de sus brazos le traicionan; Anglerfish, un pequeño pez con miedo a la oscuridad; Agapito, un mosquito que no quiere picar, sino ser músico; y Leo creciente, donde una mosca solitaria encuentra compañía en un viejo profesor.

El alumnado de Primaria, por su parte, disfrutó de El gran Corelli, que cuenta la historia de un mago; Blank paper, donde un concurso de pintura da la oportunidad a Fleur de ser artista; Mobile, en la que un móvil separa a una vaca de sus amigos; Flavor, donde la protagonista se desliza por un mundo de monstruos y muertos; y Roberto, un cortometraje sobre el amor y cómo cada persona se ve a sí misma.

“Me ha gustado mucho la actividad porque he aprendido cosas que no sabía, como el problema de la anorexia por falta de autoestima. También he aprendido que, aunque no ganes un premio por un dibujo, lo importante y el premio más grande es el cariño de las personas que te quieren y confían en ti. Todos los cortos han sido muy bonitos y he disfrutado mucho”, comentaba Hiba El Boujadi, alumna de 6º de Primaria del CEIP Vicente Blasco Ibáñez.

“Ha sido una actividad novedosa, que no sabíamos bien cómo se iba a enfocar. Los dibujos y la animación han sido muy divertidos y a los niños y niñas les ha gustado; aunque les ha costado entender cómo funciona un corto porque, cuando acababa una pieza, algunos pensaban que ya se iban”, explicaba Laura Oltra Noguera, maestra del CEIP Vicente Blasco Ibáñez. “Algunos cortos eran complicados para algunos cursos y, aunque les hacían gracia, no los acababan de entender, esa sería una mejora para el año que viene, porque la iniciativa nos ha gustado”, concluía Oltra.

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*