Entrevista. Eugenio Fortaña: «Estoy orgulloso del comportamiento del vecindario de Turís»

Post també disponible en: Valencià

El alcalde de Turís, Eugenio Fortaña, ha valorado la afección de la pandemia en la localidad donde ha destacado su «orgullo como alcalde por la sociedad Turisana. Me gustaría transmitir mucho ánimo para los días que quedan de cuarentena, que los llevamos con serenidad, y apelar a la responsabilidad de todas las personas durante la desescalada».

— ¿En qué grado podemos decir que ha afectado la pandemia en la población de Turís: bajo, medio o alto?

— La Covidi-19 ha afectado en grado bajo a Turís. Los responsables sanitarios con los que estamos en contacto permanente nos transmiten que la situación sanitaria de nuestro pueblo es muy tranquila. Aprovecho para dar la enhorabuena a toda la gente, que está comportándose muy responsable y la consecuencia de esto es que a día de hoy en Turís no tenemos constancia de ningún caso de fallecimiento debido al coronavirus. Y si surge algún contagio se debe mantener la calma y cumplir escrupulosamente todos los protocolos de seguridad y salud que nos venden indicando las autoridades sanitarias desde el inicio de la pandemia.

— ¿Ha recibido suficiente información de las autoridades sanitarias para afrontar a nivel local la pandemia?

— La información ha sido directa, siempre dentro de la protección de datos que se debe respetar. Se han creado canales directos de comunicación entre la Administración autonómica y el ayuntamiento y también con el hospital de Manises, donde hemos entregado mascarillas solidarias para su personal. En el ámbito local la comunicación con el centro de salud es constante y además de colaborar con la entrega de mascarillas y la cesión de terminales telefónicas del ayuntamiento para no colapsar sus líneas.

— Después de más de un mes de confinamiento, ¿cómo cree que se encuentra la población de Turís y cómo cree que ha llevado esta situación?

— La actitud del vecindario de Turís está siendo ejemplar y creo que, en gran parte, es por eso que la situación sanitaria está muy tranquila y controlada. Es para estar verdaderamente orgulloso, tanto por la respuesta al confinamiento como por la gran cantidad de solicitudes que nos ha desbordado para colaborar de alguna manera. No tengo palabras para reconocer la labor de nuestros agricultores y costureras voluntarias, que se han convertido en auténticas brigadas de la solidaridad para sus paisanos; los comercios de primera necesidad, a nuestras cooperativas y la cadena de sectores que implica que ellos puedan funcionar abasteciéndose con normalidad; los profesionales sanitarios, Policía Local, ejército y Protección Civil, que constituyen la primera barrera de contención contra el virus exponiendo su propia salud; y todas las personas que trabajan desde la Administración pública o desde el sector privado para lograr mantener las constantes vitales de nuestro país. Y en este punto quisiera recordar también a todas las personas que se ven obligadas a mantener cerrado su negocio o que han perdido su empleo, con la incertidumbre de si al finalizar el estado de alarma podrán recuperarlo y tirar adelante. Estamos diseñando el programa para articular recursos que permiten ayudarles.

— ¿Cómo se afrontaron los primeros momentos del estado de alarma desde el Ayuntamiento de Turís?

— Los primeros momentos fueron de incertidumbre, pero siempre siguiendo las indicaciones tanto de la Administración autonómica como de la estatal. En esa línea lo primero que hicimos fue emitir un decreto de alcaldía para prevenir y preservar la salud del vecindario de Turís.

— ¿Nos puede resumir algunas de las medidas impulsadas a nivel local por el Ayuntamiento de Turís para combatir la pandemia?

— Ya el día 12 de marzo, antes de declararse el estado de alarma y atendiendo a las recomendaciones del gobierno, emitimos un decreto de alcaldía clausurando todos los edificios públicos y zonas comunes o públicas con gran afluencia de gente, como los parques municipales, y suspendiendo las actividades y servicios que se prestaban en los mismos.
 En la primera reunión de la comisión de seguridad decidimos la prestación de servicios básicos para personas vulnerables con asistencia domiciliaria, además de potenciar el departamento de dependencia, que en estos días está resultando importantísimo. La Policía Local también realiza tareas de apoyo lleven medicamentos a las personas que lo solicitan y que por estar en situación de riesgo no pueden salir de casa.
 Igualmente iniciamos las tareas de desinfección a cargo de la brigada municipal de zonas de uso comunitario o próximas a locales donde se prestan servicios de primera necesidad.
 En el ámbito administrativo se optó por el teletrabajo y el uso de la sede electrónica para realizar las gestiones, ofreciendo unos servicios mínimos de información en las oficinas del consistorio, que ha sido abierto con la presencia de un alguacil para informar sobre gestiones básicas y atender el teléfono.

Tanto los trámites administrativos en proceso como el pago de tributos quedaron automáticamente aplazados, y en pocos días anunciaremos los nuevos plazos. En el caso del pago de tasas de los servicios públicos municipales como guardería infantil, escuela de fútbol, ​​gimnasio o mercadillo, quedaron suspendidas hasta que se reanude el servicio o la actividad.
 También hemos mantenido encuentros con la comandancia de la Guardia Civil de Chiva, miembros del batallón del cuartel de alta disponibilidad de Bétera y responsables del centro de salud de Turís para coordinar, junto con la Policía Local y Protección Civil, tareas de seguridad -tanto sobre las personas como sobre la propiedad privada- vigilancia y prevención de la ciudadanía que se realizan por el casco urbano y por las urbanizaciones. En esta línea mantenemos especialmente la alerta ante los posibles casos de violencia de género.
 Posteriormente las tareas de desinfección han incrementado gracias a la impagable actuación de más de cuarenta agricultores del pueblo, a los que se les proporciona el equipamiento adecuado. En varios turnos, dos días a la semana desinfectan voluntariamente las calles con sus atomizadores convirtiéndose en auténticos héroes para la población. La brigada municipal de obras hace lo mismo en las zonas comunes y de principal tráfico de todas las urbanizaciones de Turís.

Otro colectivo que se merece nuestro mayor reconocimiento es el de más de sesenta mujeres del pueblo que se han ofrecido a elaborar mascarillas con el material que proporcionamos desde el ayuntamiento y que es fruto de donaciones. Es tanta la respuesta que hemos tenido, que apenas nos llega material suficiente para cada una de ellas. En la medida en que se confeccionando las mascarillas se van repartiendo entre los comercios de primera necesidad, centro de salud, policía local y protección civil.
 A partir de ahí, hemos implementado todas estas actuaciones por la excepcionalidad de la situación que estamos viviendo ofreciendo un servicio de atención psicológica, prestando terminales telefónicas al centro de salud para que no se colapse la centralita o entregando pantallas protectoras en el centro de salud y policía local para que puedan trabajar con mayor protección.
 Tanto en redes sociales como a través de los bandos ha ido informando puntualmente la población de las diferentes medidas, y en la página web municipal se ha establecido un apartado que centraliza toda la información oficial sobre este tema con los enlaces directos a los ministerios, Generalitat y Organización Mundial de la Salud.
 Para los niños y niñas, auténticos campeones de la casa, intentamos hacer más llevadera la situación creando recursos para colorear el resultado de los cuales colgamos periódicamente en la portada del Facebook municipal. También felicitamos el cumpleaños a quien nos lo propone a través de las redes y, cuando termina la semana, los felicitamos por megafonía y los dedicamos unos minutos musicales.
 Además el ayuntamiento se adhirió, a través de la megafonía municipal, a las exitosas iniciativas de la Sociedad Musical Turisense y la Escuela de Música Valentín Puig para interpretar música desde los balcones recordando nuestras fallas e interpretando el Himno a la Alegría, respectivamente.

— En un pueblo cuya economía es mayoritariamente agrícola como lo es en Turís, ¿cree que eso le ha hecho llevar mejor estos días de confinamiento y de cierre de establecimientos comerciales o no?

— En líneas generales pienso que nos ha afectado como cualquier pueblo rural similar al nuestro. Cabe resaltar que el sector agrícola es uno de los de primera necesidad que durante el estado de alarma ha continuado trabajando para alimentarnos. Esperamos que este esfuerzo se reconozca económicamente para ayudarle, y más teniendo en cuenta que otros sectores de los que depende, como la hostelería, también están cerrados y no conocemos cómo será su reapertura.
  Igual ocurre con los comercios, los que ofrecen servicios de primera necesidad están operativos pero se ha dejado sentir el cierre de todos los demás junto con los servicios públicos, con lo que también necesitarán un apoyo para impulsar el reinicio de la actividad.

— ¿Cómo cree que afectará a las crisis económica que se nos avecina tras el confinamiento en un pueblo eminentemente agrícola como Turís?

— Turís no resultará indiferente a la crisis. Es verdad que el sector agrícola ha continuado su actividad como bien esencial, pero el tejido comercial se verá seriamente afectado y habrá que potenciar de alguna manera.
  La propia Administración local realizará los convenientes ajustes presupuestarios para mantener todos los servicios básicos y los valiosos recursos municipales de que disponemos como la piscina-gimnasio municipal, guardería infantil, conservatorio de música, casa de la cultura donde se encuentra el hogar del jubilado o el centro de asociaciones, entre otros.
  Potenciaremos la recuperación económica para comercios, restauración, empresas y personas afectadas en su trabajo para no dejar a nadie atrás. Para ello estamos desarrollando un plan que nos permita paliar los efectos de la crisis y asumir servicios que probablemente requerirá la nueva situación que nos deje el paso de la pandemia.

— Los vecinos se pueden preguntar en este momento sobre la celebración de eventos como la feria agrícola, las fallas o las propias fiestas de agosto…

— Evidentemente la feria agrícola y de comercio está suspendida y, respecto al resto, ya estamos viendo la cancelación de eventos importantes en otros pueblos y ciudades. Sinceramente no creo que Turís sea ajeno a estas decisiones y tenemos que estar preparados.
  La excepcionalidad de la situación está obligando a tomar decisiones excepcionales por el bien de la salud de todas las personas, porque cuando se normalice, podamos preparar y afrontar un nuevo tiempo con todas las garantías.

— Y para finalizar, ¿qué mensaje le gustaría trasladar a la ciudadanía después de un mes de confinamiento, pensando en las semanas que aún quedan por delante y en la desecalada?

— Reiterar mi orgullo como alcalde por la sociedad Turisana. Me gustaría transmitir mucho ánimo para los días que quedan de cuarentena, que los llevamos con serenidad, y apelar a la responsabilidad de todas las personas durante la desescalada.
  Será el momento también de afrontar nuevos retos, de aplicar políticas destinadas a mantener nuestros servicios públicos y regenerar el tejido económico y social que nos dejará el parón económico. Sin olvidar a los miles de víctimas que se ha cobrado esta pandemia a las que habrá que rendirles un merecido homenaje así como transmitir todo el apoyo a sus familiares.

Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*