La Diputació financia 412 proyectos de infraestructuras en La Ribera con una inversión de 27,3 millones de euros

Post també disponible en: Valencià

El área de Cooperación que dirige Carlos Fernández Bielsa ha dado luz verde a estas obras de mejora de infraestructuras y servicios que deciden los municipios en el marco del Plan de Inversiones 2020-21 

Las actuaciones tendrán lugar en todos los municipios de La Ribera Alta y La Ribera Baixa, con mejoras en instalaciones municipales, zonas verdes, equipamientos culturales y deportivos o saneamiento

La Ribera Alta tiene aprobados 299 proyectos y 19,4 millones de euros para sus 35 municipios y la entidad local menor, por los 113 proyectos y 7,9 millones de La Ribera Baixa en sus 12 municipios y dos ELM

Los 47 municipios y las 3 entidades locales menores de La Ribera pueden ejecutar ya los proyectos de mejora de infraestructuras y servicios incluidos en el Plan de Inversiones 2020-21 de la Diputació de València, que dejará en las dos comarcas que la forman 27.365.000 euros. La corporación provincial ha dado luz verde a 412 proyectos solicitados por los ayuntamientos, que con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las vecinas y vecinos de La Ribera serán una realidad en los próximos meses.

Del total de obras financiadas por la Diputació en el marco de este plan provincial, 299 pertenecen a los municipios de La Ribera Alta, con una inversión global de 19.491.000 euros. Para La Ribera Baixa hay aprobados otros 113 proyectos con un coste total de 7.874.000 euros. La sostenibilidad es la nota predominante en muchas de estas actuaciones, ya que más de 170 coinciden con uno o varios de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) bonificados en el plan.

En La Ribera Alta, destacan las 40 actuaciones de mejora de la eficiencia energética en alumbrado e instalaciones públicas; las 25 obras de saneamiento y redes de agua potable; la creación o acondicionamiento de 24 zonas verdes; y los 21 proyectos encaminados a mejorar la accesibilidad en edificación y espacios públicos. En total, 134 actuaciones que cumplen algunos de los ODS incentivados por la Diputació y que se suman a otras obras de mejora en instalaciones municipales, viales, recintos deportivos, educativos y culturales, patrimonio, movilidad y urbanización de calles y plazas.

En La Ribera Baixa, la mejora de equipamientos deportivos encabeza el listado con 15 intervenciones, seguida de cerca por la inversión en instalaciones municipales, la eficiencia energética y las obras de accesibilidad a espacios públicos. También hay cabida para 8 proyectos de viales, 6 nuevas zonas verdes, 5 obras en el suministro de agua potable o alcantarillado y otras 5 solicitudes aceptadas para suministros culturales y educativos. 

Proyectos destacados

El vicepresidente y responsable de Cooperación Municipal y Coordinación Institucional, Carlos Fernández Bielsa, avanzó en el pleno de septiembre algunos de los proyectos más ambiciosos que la Diputació financiará en las comarcas valencianas en el marco del Plan de Inversiones 2020-21. Es el caso de la reurbanización y remodelación del Paseo Doctor Alemany y las plazas de San Isidro y la Virgen en Cullera, con una actuación valorada en 850.000 euros que mejorará fundamentalmente la accesibilidad en edificios y espacios públicos.

También anunció Bielsa la segunda fase de la adecuación del edificio para el Archivo Municipal de Carcaixent, con 650.000 euros, y la conversión del edificio de la juventud en centro de día para mayores en Alberic, con un presupuesto de 560.000 euros. Estas dos actuaciones destacadas en La Ribera Alta se suman a los 468.000 euros de las obras de saneamiento proyectadas en Alginet; los 330.000 euros destinados a mejoras en el Gran Teatro de Alzira; el nuevo colector de pluviales de Turís (292.000); el edificio para biblioteca y usos múltiples en Real (285.000); la reforma del Auditorio de Manuel (330.000); y la mejora del alumbrado público de Benifaió (320.000), entre otras intervenciones planteadas por los ayuntamientos en la línea de autonomía municipal con la que gestiona la Diputació los fondos provinciales. 

De vuelta a La Ribera Baixa, además del proyecto urbanístico de Cullera, destacan, entre otras actuaciones, la primera fase de repavimentación y ensanche de aceras del núcleo antiguo de Sueca y la segunda fase de la habilitación del antiguo matadero como centro de día, con 400.000 euros para cada una de ellas; la habilitación de un edificio municipal para escuela infantil en El Perelló (250.000); el centro juvenil junto a la Escuela de Adultos de Almussafes (250.000); el césped artificial para el campo de fútbol de Albalat de La Ribera (270.000); la construcción de un gimnasio y la ampliación de instalaciones deportivas en El Romaní de Sollana (270.000); la reforma integral de la Casa de la Música de El Mareny (140.000); y la de la Casa de la Cultura de Fortaleny (110.000).

En palabras del diputado de Cooperación Municipal, Carlos Fernández Bielsa, “las obras de este nuevo Plan de Inversiones dan respuesta a las necesidades de los municipios de la provincia, que son los que mejor conocen su situación e indican a la Diputación dónde deben destinarse las ayudas”. En el apartado técnico, Fernández Bielsa destaca “la flexibilidad del programa, la ampliación de los plazos para facilitar la ejecución de las obras y la posibilidad de suspensión de los mismos por circunstancias extraordinarias, el asesoramiento para reinvertir los remanentes y garantizar que los municipios dispongan del importe total que les corresponde, así como el adelanto del 50% de la anualidad en el momento de la adjudicación”. 

Un plan de valores

El responsable provincial destaca que este es “un plan de valores”, no solo en cuanto al porcentaje de proyectos vinculados a la sostenibilidad. Un 54% de los municipios ha certificado su apuesta por la movilidad sostenible y un 76% de los ayuntamientos, alrededor de 200, tendrá un plan de igualdad en 2021, lo que convertirá Valencia en “la provincia más comprometida con la igualdad, pero también con la energía no contaminante, el agua limpia y el saneamiento, a la vanguardia de ciudades y comunidades sostenibles”. 

Y en ese plan de valores juegan un papel importante los planes urbanísticos de actuaciones municipales (PUAM), una herramienta de previsión de crecimiento sostenible y estrategia de desarrollo local con la que la Diputació incentiva a los ayuntamientos. En el caso de La Ribera, medio centenar de proyectos están directamente relacionados con los PUAM. 

En líneas generales, el Plan de Inversiones 2020-21 dará respuesta a 2.284 solicitudes de los ayuntamientos de la provincia, entes locales menores y mancomunidades para ejecutar otros tantos proyectos de mejora de infraestructuras y servicios en los municipios valencianos, con una inversión global de 144 millones de euros. El 90% de las obras  las gestionarán directamente los consistorios y el resto la Diputació, a petición de los mismos.

En cuanto a las categorías en las que se encuadran los proyectos presentados por los entes locales, un 72% son obras de mejora en infraestructuras y espacios públicos, un 14% suministros, un 12% planes urbanos estratégicos, los llamados PUAM, y un 2% adquisición de terrenos. Otro pilar de este Plan de Inversiones es la sostenibilidad. Más de 900 proyectos, un 40% del total, coinciden con objetivos de desarrollo sostenible como la eficiencia energética (21% de las solicitudes); red de saneamiento o distribución de agua potable (25% de los proyectos); mejora de la accesibilidad en edificación y espacios públicos (15%); y nuevas zonas verdes (14% de las actuaciones previstas).

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*