La Guardia Civil detiene a 18 personas al desarticular una organización delictiva especializada en robos con fuerza

Post també disponible en: Valencià

Los bienes recuperados están valorados en 1.500.000 euros aproximadamente.

La organización compaginaba los robos con fuerza con el tráfico de drogas.

La Guardia Civil de Valencia, en el marco de la operación “TELEKE”, ha detenido a 18 personas, pertenecientes a una organización delictiva especializada en robos con fuerza y que actuaba en las provincias de Castellón y Valencia.

La operación comenzó cuando los agentes detectaron un aumento de robos en diferentes puntos de la geografía valenciana. Tras un análisis exhaustivo de su modus operandi, se pudo relacionar una serie de robos entre sí, logrando obtener información sobre los posibles autores. Con el avance de la investigación, los agentes logran encontrar el rastro de un único grupo delictivo y obtener más pruebas e identificar a sus autores.

Los investigadores pudieron constatar como este grupo delictivo adoptaba medidas de seguridad a la hora de actuar, como seleccionaban objetivos en polígonos industriales poco vigilados de la provincia de Valencia y que, con el tiempo, ampliarían su radio de acción a la zona sur de Castellón.

Los objetivos de la banda eran comercios o almacenes que en el momento del robo se encontraban cerrados y sin personal en su interior. De esta forma, trabajaban con más tranquilidad y evitaban enfrentamientos directos con trabajadores o propietarios. Además, seleccionaban a los objetivos tras encargos previos como bebidas alcohólicas, electrodomésticos, ropa, cosméticos e incluso sustrajeron de un almacén casi 400.000 vapers valorados en 900.000 euros.

El modus operandi consistía en seleccionar la nave, local o comercio, previo encargo y controlar la actividad de los trabajadores. Posteriormente se reunían para planificar el robo y ese mismo día o el día anterior, sustraían los vehículos que serían utilizados en el robo. Una vez aseguraban la mercancía eran abandonados tras borrar sus huellas y no dejar rastro.

La forma de acceder a las naves era fracturando la puerta o mediante butrón, según lo que considerasen fuera más factible en las vigilancias previas realizadas en las cuales se hacían pasar por transportistas. Una vez en el interior, seleccionaban cuidadosamente la mercancía que les interesaba, desechando la que les costaría más trabajo de vender posteriormente.

No obstante, durante la investigación los agentes constataron como el grupo también se dedicaba al tráfico de drogas, principalmente hachís, aunque también cocaína y cultivo de marihuana indoor, pudiendo localizar las plantaciones, que para su cultivo estaban conectadas de forma fraudulenta a la luz. El hachís y la cocaína era distribuida de forma directa o a través de otros vendedores, encargándose ellos del menudeo. Por lo tanto, la organización compaginaba de esta forma los robos con fuerza con el tráfico de drogas.

Finalmente, la operación culminó a finales de octubre, tras un amplio dispositivo, donde se realizaron 9 registros domiciliarios (Lliría, Bonrepos, Silla, Paterna y Alboraya), que se saldaron con la detención de 16 hombres y 2 mujeres, con edades comprendidas entre los 21 y 61 años. Diecisiete de nacionalidad española y un marroquí. Se les atribuyen los delitos de pertenencia a organización criminal, robo con fuerza, tenencia ilícita de armas, cultivo y tráfico de drogas, robo de uso de vehículo y receptación. En los registros practicados se han recuperado 100.000 vapers, 550 botellas de bebidas alcohólicas, 350 prendas de ropa, 150 bolsos de lujo y 15 vehículos. Además, se han intervenido 52 kg de hachís, 5000 euros en metálico, 3 armas de fuego, 200 gr de cocaína y una plantación de marihuana. También, se han recuperado dispositivos GPS que empleaban para colocarlos en los vehículos sustraídos.

La operación se ha saldado con la detención de los objetivos principales que formaban el grupo delictivo y con la completa desarticulación del grupo y sus escalones, incluidos los que se perpetraban los robos, los que guardaban la mercancía, los que la vendían y varios de los que la adquirían sabiendo su procedencia ilícita.

Los bienes recuperados están valorados en 1.500.000 euros aproximadamente.

En la operación ha participado el Grupo de Reserva y Seguridad (GRS), Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC), ambas de Valencia. Y la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Valencia.

Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 4 de Lliría que ha decretado el ingreso en prisión de 5 personas.

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*