Alborache celebra el primer acto del 355 aniversario del milagro de la Virgen de los Desamparados

Post també disponible en: Valencià

Este sábado, 14 de mayo, se celebró en la Parroquia del municipio una solemne misa presidida por el obispo auxiliar de la Diócesis de Valencia, D. Arturo Ros, y una Ronda a la Virgen a cargo del grupo Va de Dones. 

El Ayuntamiento de Alborache tiene como objetivo recuperar las tradiciones y poner en valor el legado inmaterial del municipio.

El milagro de Nuestra Señora de los Desamparados a Jaime Renovell Barba, vecino de Alborache, se remonta al 14 de mayo de 1667. Así, con motivo de su 355 aniversario el Ayuntamiento de Alborache ha creado una imagen representativa de dicho acontecimiento, así como diferentes actividades, en colaboración con la Parroquia Santiago Apóstol de Alborache y distintas asociaciones del municipio. 

Con motivo de tan señalada fecha, durante 2022-2023 se van a realizar diversos actos conmemorativos con el fin de poner en valor el milagro de Nuestra Señora de los Desamparados a Jaime Renovell Barba. 

El primero de ellos, tuvo lugar este sábado, 14 de mayo, en la Parroquia del municipio con una solemne misa presidida por el obispo auxiliar de la Diócesis de Valencia, D. Arturo Ros, y una Ronda a la Virgen a cargo del grupo Va de Dones. 

Un milagro, una imagen

Con el objetivo de conmemorar dicho evento, así como recuperar las tradiciones y poner en valor el legado inmaterial del municipio el Ayuntamiento de Alborache -con motivo del 355 aniversario de dicho acontecimiento- se ha querido plasmar el milagro de Nuestra Señora de los Desamparados a Jaime Renovell Barba en un logo inspirado en tal hito con el que se mantenga viva la tradición así como la representación de la leyenda acometida en el municipio.

 

Actividades en torno a El milagro de Nuestra Señora de los Desamparados a Jaime Renovell Barba

Para conmemorar dicho acontecimiento desde el Ayuntamiento de Alborache, en colaboración directa con la Parroquia Santiago Apóstol de Alborache y distintas asociaciones del municipio, va a organizar una serie de actividades en torno a El milagro de Nuestra Señora de los Desamparados a Jaime Renovell Barba con el fin de poner en valor, 355 años después, las tradiciones orales, así como el legado inmaterial de Alborache. 

El primer acto conmemorativo tuvo lugar el sábado 14 de mayo de 2022 en la Parroquia Santiago Apóstol de Alborache con una solemne misa presidida por el obispo auxiliar de la Diócesis de Valencia, D. Arturo Ros, y una Ronda a la Virgen a cargo del grupo Va de Dones a la que todos los vecinos y vecinas estuvieron invitados. Pero este es la primera de las muchas actividades programadas entre 2022-2023 para conmemorar el aniversario de esta leyenda que perdura hasta nuestros días: el milagro de Nuestra Señora de los Desamparados a Jaime Renovell Barba.

El milagro de Nuestra Señora de los Desamparados a Jaime Renovell

Cuenta la leyenda que Jaime Renovell, vecino de Alborache mandó a dos hijos suyos al campo a pastorear a los bueyes, con tan mala suerte que uno de ellos calló al río. Tras la desaparición del niño el pueblo se volcó con la familia Renovell y comenzó la búsqueda del pequeño por los alrededores. Al anochecer, sin rastro del pequeño Jaime, Jaime Renovell volvió a casa donde encontró a su mujer envuelta en un mar de lágrimas con muchas vecinas que consolaban a la madre. En medio de tal caos, miraron al interior de la casa y, sin saber por dónde había entrado, se encontraron al niño empapado en agua, hinchado, frío y con apenas fuerzas. 

Una vez recuperado el pequeño Jaime el cura del pueblo le hizo varias preguntas a las que el niño respondió que un buey le había arrojado al río y que permaneció en él hasta el anochecer debajo del agua porque allí mismo oyó la señal del Avemaría. Guiado por una luz vio, entre el agua, a una Señora con corona de resplandor y una varita entre las manos. Esta, ordeno a dos jóvenes -sin barba y muy hermosos- que le sacaran del agua. Guiados por la Señora ambos jóvenes trasladaron al pequeño Jaime hasta su casa donde lo dejaron sano y salvo ante el asombro de todo el pueblo de Alborache, que busca al pequeño por el río. 

Sorprendido con tal relato el cura le pregunto sí identificaba a la mujer del río, para posteriormente sacarle una estampa de la Virgen de los Desamparados. La reacción del niño fue rotunda: ¡cómo esta es la Señora que yo vi! De esta manera el pueblo de Alborache comenzó a difundir el milagro entre los aledaños para llegar hasta la Diócesis de Valencia que registró dicho milagro que ha ido perdurando en el tiempo hasta nuestros días siendo este año el 355 aniversario de tal acontecimiento que dejó impronta en el municipio de Alborache entre sus vecinos y vecinas.

Fotos: María Martínez.

Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*