El PSPV asegura que la deuda del Camp de Túria con los bancos se ha reducido en 30 millones de euros en un año

Los 16 ayuntamientos del Camp de Túria han reducido sus deudas con las entidades bancarias en un total de 30’5 millones de euros entre los ejercicios presupuestarios de 2012 y 2013. Las cifras contables reflejan que entre ambos años los créditos con los bancos pasaron de los 35’9 millones de euros del año 2012 a los 5’4 millones del año 2013, es decir, una reducción total del 85%. Sin embargo, los gastos financieros en el Camp de Túria aumentaron un 34% en el mismo periodo de tiempo -1 millón más- como consecuencia de un aumento de los tipos de interés bancarios al pasar de los 3’1 millones de euros del año 2012 a los 4’1 millones del ejercicio de 2013. Los préstamos bancarios se concentran, principalmente, en el pago de proyectos, facturas a los proveedores y compromisos municipales ante la insuficiente financiación por parte de los gobiernos de Rajoy y de la Generalitat con las administraciones locales.

El secretario comarcal del PSPV en el Camp de Túria, Xavier Arnal, ha apuntado que estas cifras «son el reflejo de la realidad que vivimos actualmente los ayuntamientos, con una bajada de los ingresos ordinarios como consecuencia de la crisis económica y un ajuste en los gastos que han conducido a una reducción notable de los préstamos bancarios a pesar del ahogo financiero que sufrimos por parte de los gobiernos central y autonómico del Partido Popular».

En cifras, la Pobla de Vallbona encabeza la lista de municipios con un mayor volumen crediticio con 1 millón de euros a pesar de que en el ejercicio de 2012 el pasivo financiero se situó en 3’5 millones. A continuación, le sigue Llíria, capital comarcal, también con 1 millón de euros que le obligaron a pagar más de 516.000 euros en intereses durante el pasado ejercicio. L’Eliana se sitúa en tercer lugar con 985.249 euros tras reducir el pasivo en 155.000 euros en un año.

La lista se completa con los 530.000 euros Benaguasil, los 729.989 euros de Nàquera, los 259.292 euros de San Antonio de Benagéber o los 235.0000 euros de Serra o los 200.000 euros correspondientes al Ayuntamiento de Riba-roja de Túria. Otros pasivos son los de Gàtova con 43.136 euros o los 44.093 de Marines. Por último, se sitúa Benissanó en 64.950 euros.

Arnal ha añadido que los gastos financieros «han aumentado en un preocupante 34% y obligan a un esfuerzo adicional a los equipos de gobierno del Partido Popular a pesar de las múltiples ayudas y rescates que la banca española ha recibido en los últimos tiempos por parte del Estado y que, a continuación, no se refleja en mayores facilidades de pago para las administraciones locales ni para las familias».

El secretario comarcal del PSPV ha subrayado que la situación financiera de los consistorios «se ha visto agravada por las deudas históricas que mantiene la Generalitat desde hace años con los ayuntamientos en materia de competencias impropias al tener que llevar a cabo servicios y programas destinados a sus vecinos sin que la administración autonómica y estatal los financie correctamente».

Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*