La Diputació presenta el ‘Observatori en Ruta’ en la Pobla de Vallbona

Post també disponible en: Valencià

‘Observatori en Ruta’, es una acción del área de Medio Ambiente para “animar y formar a la sociedad”, según ha señalado la vicepresidenta de la Diputación, Maria Josep Amigó

El programa escolar 50/50 de la estrategia Reacciona o la contratación de educadores y educadoras ambientales son otros proyectos medioambientales desarrollados por la corporación provincial

La Diputació de València ha celebrado el día de la Educación Ambiental con la puesta en marcha del ‘Observatori en Ruta’, una colaboración con la Fundació València Clima i Energia, con el objetivo de desplegar en el ámbito comarcal, y de manera itinerante, la actividad que actualmente la fundación ofrece en la ciudad de València.

El observatorio se ha presentado en la Pobla de Vallbona, en la comarca del Camp de Túria, con un taller dirigido al alumnado de 6.º de Primaria del CEIP El Campés, y otro a la población adulta «porque la educación ambiental tiene que estar presente por todas partes, tiene que ser permanente y dirigirse a todas las edades. Tenemos que animar a todo el mundo tanto individual como colectivamente», ha destacado la vicepresidenta de la Diputación y responsable del área de Medio Ambiente, Maria Josep Amigó.

A las sesiones también ha asistido el regidor del Ayuntamiento de València, Alejandro Ramón, quien ha explicado que «en la Fundació Clima i Energia contamos con dos equipos: la Oficina de la Energía y el Observatorio del cambio climático, con el objetivo de concienciar medioambientalmente a la población, con una trayectoria de diez años y con más de 10.000 visitantes y una muy buena valoración. Por eso colaboramos con la Diputació de València, para sacar este equipamiento y acercarlo a los municipios para que la ciudadanía conozca los problemas del cambio climático y las soluciones a su alcance».

El ‘Observatori en Ruta’ se convierte así en un servicio de educación ambiental, a demanda de los municipios, mediante talleres y actividades sobre ahorro y eficiencia energética, prevención de residuos y reutilización, y consumo responsable en centros educativos y asociaciones, así como en acontecimientos, mercados o ferias.

Como explica la vicepresidenta Maria Josep Amigó, «la educación ambiental nos ayuda a replantearnos y evaluar la manera en que vivimos en la actualidad. Por eso, en una crisis climática y en un planeta con recursos finitos, la necesitamos más que nunca».

Programa 50/50

Otra iniciativa puesta en marcha por segundo año consecutivo dentro de la estrategia Reacciona es el programa 50/50, en el que participan 60 escuelas. Este año se han añadido 22 centros a los 38 pioneros del año 2020.

El objetivo es reducir el consumo, la factura energética y las emisiones en las escuelas públicas gracias a la participación de toda la comunidad educativa mediante sesiones formativas prácticas sobre ahorro energético y uso responsable del agua. Sin duda lo más importante es el aprendizaje de buenos hábitos que las niñas y los niños acabarán aplicando en sus casas.

En cada escuela se crea un equipo, formado por alumnos de 5.º y 6.º de Primaria, miembros del equipo directivo y del claustro, personal de servicios del centro y representantes del AMPA., que se encarga de diagnosticar el consumo energético y de agua de la escuela, elaborar un plan de ahorro y hacer el seguimiento de las medidas establecidas y la evolución de los resultados obtenidos.

El nombre del programa, 50/50, quiere decir que el ayuntamiento revertirá en la escuela el 50% del ahorro económico que se genere en la factura de la luz durante el curso escolar, e invertirá el otro 50% en acciones de eficiencia energética en el centro, cosa que generará nuevos ahorros en años posteriores.

Contratación de personal

La correcta gestión de los residuos es fundamental, pero no podemos luchar contra el cambio climático solo con el reciclaje, puesto que la mayoría de nuestras acciones cotidianas generan un impacto ambiental muy superior: aquello que compramos, nuestra dieta, de dónde viene la energía que consumimos o cómo nos desplazamos.

Por eso, los 38 educadores y educadoras ambientales que recorrerán las comarcas valencianas, 26 a jornada completa y 12 a media jornada, también se ocuparán de informar y formar a la ciudadanía sobre el uso eficiente y responsable de la energía y del agua en los hogares, las energías renovables, la movilidad sostenible y la alimentación de temporada y de proximidad.

Con una inversión total de más de un millón de euros, el área de Medio Ambiente de la Diputació de València ha subvencionado la contratación a través de las mancomunidades. Además, AVEADS y AVEDAM, las dos asociaciones valencianas de referencia en educación ambiental, están redactando actualmente una guía metodológica con recursos y contenidos que será muy útil para los/las educadores/se. Así mismo, en unas semanas empezarán las jornadas de formación presencial de 21 horas al personal contratado.

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*