La plataforma Sol Del Valle reivindica la energía fotovoltaica como alternativa económica al cierre de la nuclear de Cofrentes en 2032

Post també disponible en: Valencià

Los municipios de las comarcas del Valle de Ayora-Cofrentes, La Canal de Navarrés y municipios como Dos Aguas, Yátova y Alborache (estos últimos de La Hoya de Buñol-Chiva), zonas muy castigadas por la despoblación, han tenido la oferta para implantar la tecnología fotovoltaica como alternativa económica al cierre de la central nuclear de Cofrentes en 2032.

Fernando Navarro, alcalde de Cortes de Pallás como representante de la Plataforma “Sol del Valle” creada por 12 municipios, ha informado que en el mes de mayo se ha publicado el Borrador de Ley de Cambio Climático y Transición Ecológica. «Supuestamente se presenta como una solución a la gestión energética de la Comunidad Valenciana, tanto en el déficit en potencia renovable instalada como en la toma de decisiones en cuanto a la ubicación de plantas de generación renovable. Indican que el objetivo de la CV es implantar 6000 MW de fotovoltaica»

Dentro de este borrador, se articula el “Plan Director de Energías Renovables” que ordenará territorialmente la ubicación de las energías renovables en la Comunidad Valenciana «identificando zonas prioritarias para el desarrollo Renovable (son las menos). Pero también queda identificado donde no se va a poder instalar nada. Recoge ciertas restricciones que los municipios no estamos recibiendo de manera positiva, entre otras cabe destacar que el entorno de la Central Nuclear de Cofrentes en su completo está PROTEGIDO. Y se prevé un nuevo Decreto en la Comunidad Valenciana para agilizar el trámite de los expedientes de proyectos renovables principalmente y tenemos la sospecha de que ya se va a integrar parte de estas protecciones recogidas en el Plan Director», como han informado desde la plataforma.

¿Protegido para qué?

«De cara a esa transición energética “justa” nos deja desamparados a más de 12 municipios que actualmente vivimos en parte de los ingresos que se reciben de la Central Nuclear y la poca gente que vive allí trabaja para o en la nuclear. Si el cierre de Cofrentes se produce en 2030, ¿cómo nos vamos a mantener los municipios del entorno? Eso no se lo plantean, no se tiene en cuenta que el impacto en empleo entre directo e indirecto afecta a 2000 personas aunque es más claro hablar de 2000 familias, solo un dato del municipio más poblado del entorno de la Nuclear, Requena en el momento del cierre tendrá en el momento del cierre tendrá una afectación de 450 familias que hoy dependen del trabajo de la C.N de Cofrentes», añaden desde la plataforma.

«La nuclear tiene una potencia instalada de aproximadamente 1.000 MW y para poder suplir la generación se debería poder implantar en los alrededores, ya hay líneas eléctricas, se podría aprovechar pasillos ambientales, sin embargo, se está mirando la “catalogación del suelo ZEPA” y ni siguiera las especies que alberga, no dan la oportunidad de estudiarlo y COMPATIBILIZAR. El estar afectado por ZEPA es un castigo.
Desde la Comunidad Valenciana estamos empujando a que estas inversiones se desplacen a Castilla la Mancha. Los municipios del entorno de Cofrentes hemos creado una alianza para luchar contra el cambio climático y apostar por las energías renovables como medio impulsor de la economía rural y anti-despoblamiento. Para afianzar esta alianza, en junio se ha firmado el primer acuerdo entre los 7 Ayuntamientos pertenecientes a la Reserva Valenciana de Caza de la Muela de Cortes, formando la Plataforma “Sol del Valle” con el objetivo de atraer inversiones renovables y repartir beneficios entre todos los Ayuntamientos, pero es necesario la implicación de la Generalitat». 

«Hay una gran compañía energética interesada en implantar un proyecto renovable en este entorno y no nos podemos quedar sin nada. La Generalitat desde su programa AVANT implanta políticas anti-despoblamiento que hoy solo consisten en la aplicación de unos fondos económicos para invertir en despoblación, la subvención no es la solución, está bien de forma temporal pero si por la administración se nos coarta para que empresas que desean invertir en nuestro entorno rural y que sean compatibles con el mismo. Se nos restringe la posibilidad de instalaciones que no generan CO2 para cumplir con la futura ley de cambio Climático y transición ecológica y que facilitarían los ingresos de los municipios vía impuestos, la mayoría de estos municipios ya disponen de unos ingresos y presupuestos mínimos». 

«La lucha contra la despoblación será estéril, nuestros pueblos cada vez se verán más afectados por el efecto del envejecimiento de sus habitantes y lo que es peor, ¿cuándo no viva gente en estos municipios quién protegerá el monte?». 

Reclaman a la Administración 

«Que se nos tenga en cuenta a la hora de legislar sobre asuntos como es el caso nos afectan de sobremanera, no se puede ser absolutista (Todo para el pueblo pero sin el pueblo), no nos podemos enterar por corrillos que hay en ciernes un decreto que imposibilitara de aprobarse el futuro de las comarcas del interior de manera especial Valle de Ayora-Cofrentes, Canal de Navarrés y municipios como Dos Aguas, Yatova y Alborache (estos últimos de la Hoya de Buñol-Chiva)».

«Venimos reclamando desde hace meses una mesa donde estemos representados los Municipios de La plataforma Sol del Valle y las distintas direcciones generales que tengan implicación en el problema que se nos avecina (presidencia, despoblación, medio ambiente, territorio, etcétera). Debería ser un emblema del reto demográfico que se plantea en la Comunidad Valenciana», han finalizado desde la plataforma.

Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*